¿Te gustaría manejar este auto eléctrico “de tela”?

Una empresa japonesa llamada Rimono ha introducido un biplaza eléctrico experimental desarrollado específicamente para transitar en las más concurridas mega-ciudades del mundo.

Llama simplemente Rimono, y es un concepto de 86 pulgadas de largo que mezcla las líneas entre un coche y una motocicleta. Cuando se observa desde una cierta distancia, se distingue por el diseño de una parrilla inferior frontal, faros redondos, y una capa de pintura de tonos azul y beige. Sin embargo, lo más sorprendente de Rimono es que su cuerpo está hecho íntegramente de un material resistente al agua llamado algodón de poliéster. Se trata del mismo tipo de tela que se utiliza en la fabricación de lonas.

Relacionado: Mini lanzaría un modelo totalmente eléctrico y más pequeño

Su interior es minimalista, ofreciendo espacio para dos viajeros adultos, o para un adulto y dos niños. La dirección es gracias a un manillar como el de una scooter, y el cuadro de instrumentos se compone de un par de indicadores que parecen sacados de un kiddy car. Un iPad montado directamente detrás del manillar reemplaza el sistema de información tradicional que se encuentra en los autos más grandes.

La energía que mueve al Rimono la proporciona un motor eléctrico de 6.8 caballos de fuerza, el cual obtiene su electricidad de un paquete de baterías de iones de litio de cuatro kilovatios-hora, según Motor1. El biplaza alcanza una velocidad máxima de 28 mph, y se puede llevar hasta por 31 millas con una sola carga. En el papel, aquello no es mucho, sí… Pero quizá suficiente como para cubrir algunos trámites diarios. Para no quedarse tirados, Rimono está desarrollando un paquete de baterías que se puedan reemplazar fácilmente cuando se agoten.

Relacionado: Fiat lanzaría un modelo eléctrico similar al Tesla Model 3

Rimono explica que su auto de ciudad de tela no es más que un concepto construido para medir la reacción que generará en el público. Al menos, de momento. La compañía continuará trabajando para afinar su primera creación, y se espera que la producción comience en el verano de 2017. El precio no ha sido aún informado, pero es muy poco probable que el Rimono llegue a suelos americanos.