Honda podría traer de vuelta uno de sus deportivos más emblemáticos

La actual línea de autos deportivos de Honda incluye el pequeño S660 (que no se vende en los Estados Unidos,) y al híbrido NSX, que se unió a la alineación de Acura en suelo norteamericano. Pero la compañía japonesa podría llenar la gran brecha que separa esos dos modelos en 2018 con un sucesor del roadster S2000.

Car & Driver informa que el S2000 usó originalmente el motor de cuatro cilindros de 2.0 litros turboalimentado que podemos encontrar bajo el cofre del Civic Type R. Sin embargo, una fuente familiarizada con los planes de Honda explicó que la compañía podría —en este punto— tener otros planes.

Relacionado: El próximo Acura NSX podría ser descapotable. O eléctrico. O hardcore. O todas las anteriores

“Claro: el 2.0 litros turbo del Type R es un gran motor. Pero para el 2018, eso serían noticias un tanto añejas. Tenemos que hacer avanzar las cosas. Como modelo renacido, el carro debe ser especial, por lo que debe tener un nuevo tren motriz y un chasis único”, reveló esta fuente, la cual pidió mantener el anonimato.

En lugar de eso, el próximo roadster de Honda tendría un cuatro cilindros de 2.0 litros con turbocompresor, además de un sobrealimentador eléctrico. Los cuatro cilindros enviarán 320 caballos de fuerza a las ruedas traseras a través de una caja automática de doble embrague de ocho velocidades, disposición que daría al sucesor del S2000 un 50/50 en la distribución de peso.

El S2000 original fue presentado en 1998 para celebrar el cincuentenario de Honda. Car & Driver ha sabido que su sucesor debutaría a finales de 2018 para conmemorar justamente los 70 años de la empresa. Lo más probable es que se presentaría durante el Salón del Automóvil de Los Ángeles, saliendo a la venta a tiempo como modelo 2019, aunque nada de esto es todavía oficial. Su precio rondaría los $50,000.Honda no es el único fabricante japonés que resucita sus viejas glorias deportivas. Toyota se ha asociado con BMW para desarrollar un nuevo Supra, y otros rumores de la industria también indican que Nissan prevé la próxima generación de su modelo Z con un concepto muy cercano a la producción, programado para debutar a finales de este año en el Tokyo Auto Show.