El próximo Acura NSX podría ser descapotable. O eléctrico. O hardcore. O todas las anteriores

En la actualidad, el Acura NSX está disponible exclusivamente como un coupé que se desplaza gracias a un avanzado propulsor híbrido gasolina-eléctrico. Pero esto podría cambiar muy pronto, ya que un informe reciente señala que el superdeportivo tendría más de una variante en los próximos años.

Acura apenas mostró algunas de las novedades que —supuestamente— traerá el futuro NSX durante la pasada carrera de Pikes Peak. El fabricante de propiedad de Honda entró en la carrera con una versión ultraligera del coupé, y con una variante totalmente eléctrica (en la foto) propulsada por cuatro motores individuales. Ted Klaus, jefe del proyectos del NSX, dijo a la revista británica Autocar que el modelo más ligero señalaría el camino a seguir por el futuro Acura NSX.

Relacionado: El Acura NSX 2017 ganador en Pikes Peak es el mismo que puedes comprar

Rumores anteriores afirman también que el fabricante de automóviles japonés estaría estudiando la fabricación de una versión orientada a las pista del NSX, impulsado exclusivamente por un motor V6 de 3.5 litros. Toda la voluminosa tecnología híbrida —incluyendo los tres motores eléctricos y la batería— se quitará con el fin de ahorrar tanto peso como sea posible. Además, Acura pondrá el NSX a una estricta “dieta de materiales”, con numerosos componentes nuevos fabricados con fibra de carbono. El modelo podría llevar la placa de identificación Type R.

Una versión más pura del NSX mantendría el tren motriz híbrido, aunque se ubicaría un peldaño por debajo del modelo estándar. Este coupé sería distinto del conocido V6, aún cuando un modelo completamente eléctrico está todavía a varios años de ser visto en las salas de ventas del gran público.

Por último, el NSX podría ir en “topless”… Es demasiado pronto para saber si utilizará una capota de tela totalmente retráctil, o un techo tipo “targa” desmontable (como el NSX original que fue construido en los ’90) De cualquier modo, un NSX convertible, sin lugar a duda, sería inmensamente popular en mercados claves y de alto volumen, como el de los Estados Unidos.

Relacionado: Acura NSX GT3: más salvaje que nunca con su carrocería de fibra de carbono expuesta

En resumen, de momento hay muchas variantes posibles. Y aunque no está claro si a todas estas las llegaremos a ver, sí podemos apostar a que vamos a oír hablar mucho sobre el futuro de los deportivos Acura durante la presentación de la temporada 2016-2017 de automóviles, programada ya para iniciarse este próximo otoño en París.