Hay un problema con los Superchargers de Tesla

Las estaciones Supercharger de Tesla son una ventaja. Gracias a su carga DC súper rápida pueden reponer la mayor parte de la energía de un vehículo eléctrico en 30 minutos, ideal en los viajes largos. Además, son gratuitos, aunque Tesla planea comenzar a cobrar una tarifa muy pronto.

Sin embargo, algunos propietarios de Tesla se han quejado de que estas estaciones de Supercarga suelen estar demasiado ocupadas… quizá más de lo que debieran, ya que algunos conductores dejan sus automóviles estacionados y “cargando”, incluso después de haber terminado ya de cargar, lo cual impide a otros conductores utilizarlos.

Relacionado: Las baterías de Tesla duran más (bastante más) de lo imaginado

Los propietarios de Tesla son muy activos en Twitter, como también lo es su Director Ejecutivo Elon Musk. Él mismo aseguró que “tomará medidas” al respecto. Musk ha asegurado que “los puntos de Supercharger están destinados para cargar, no para estacionarse”.

Esta no es la primera vez que Tesla ha tratado de convencer a sus clientes de ser más considerados con otros propietarios de otros vehículos al momento de utilizar los Superchargers. El verano pasado, sin ir más lejos, envió una carta a estos pidiéndoles que restringieran el uso de las estaciones para la conducción local, con el fin de permitir que los conductores que realizan viajes de larga distancia un acceso más fácil. Y es que Tesla considera que los Superchargers son —principalmente— para la conducción de larga distancia. También la empresa cuenta con una red AC de “cargadores de destino”, los cuales tardan algo más, y por lo mismo están concebidos para viajes más cortos y situaciones en las que los conductores pueden permanecer estacionados por más tiempo.

No está del todo claro qué es lo que harán Musk y Tesla para conseguir que los conductores quiten sus automóviles inmediatamente después de haber cargado, pero una nueva política puede —al menos— reducir el tráfico en las estaciones. Tesla planea poner fin al acceso al Supercharger “de por vida”, comenzando con los vehículos pedidos después del 1 de enero. Los clientes que pidan uno después de esa fecha recibirán 1,000 horas libres de carga, pero tendrán que pagar una tarifa no especificada después de ese tiempo.

Los conductores puede que no se entusiasmen tanto con el sistema de supercarga si tienen que pagar por ella, asunto que podría afectar el nivel de tráfico en las estaciones. Al mismo tiempo, se espera que Tesla obtenga un buen número de nuevos clientes con la introducción del (más económico) sedán Model 3. Si una cuota de uso no disuade a la mayoría de los propietarios del Model 3, el asunto podría no mejorar.