Subaru Outback seguirá siendo la alternativa a la invasión SUV

El Subaru Outback ha logrado lo casi imposible: sobrevivir a la “invasión-SUV” que ha asolado y extinguido a casi todos los demás station wagon del planeta. Gracias a su tracción en las cuatro ruedas estándar y algunos revestimientos de su cuerpo, Subaru ha sido capaz de comercializar su Outback como una alternativa a los SUVs. Ha logrado mantener un sitio rentable, pero ¿podría Subaru mejorar ese éxito?

Es justamente por lo que apuestan. Debutando este pasado martes en el Salón del Automóvil Nueva York, el Subaru Outback 2018 gana algunos de los mismos ajustes de estilo que el Legacy 2018 que debutó en Chicago el pasado mes de febrero, además de otras características tecnológicas. En general, son cambios relativamente pequeños para el Outback actual, que ha estado en venta desde el año 2015. La pregunta que todos nos hacemos: ¿será suficiente para mantenerse?

El Outback 2018 actualizó su estilo delantero y trasero, aunque su nuevo aspecto no involucra un cambio “dramático” de la versión anterior. La diferencia más notable es un nuevo conjunto de faros con la firma de luz diurna LED “Konoji” de Subaru. El Outback es básicamente un wagon heredero del Legacy, y luce unas impresionantes 8.7 pulgadas de distancia desde el suelo. Ojo, que esto es una buena cantidad de pulgadas, incluso para un SUV “real”.

Subaru también puso más tecnología de seguridad para esta versión 2018, incluyendo una cámara retrovisora estándar en todos los niveles de equipamiento, y faros que responden a la dirección y que giran a medida que el conductor conduce. Esta función ya estaba disponible en faros antiniebla. El Outback viene con un sistema de información y entretenimiento Starlink de Subaru con nuevas pantallas táctiles de 6.5 u 8.0 pulgadas, además de compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto. Dos puertos USB están en la parte trasera de la consola central para que los pasajeros de los asientos traseros puedan también conectarse.

El Outback 2018 viene esencialmente sin cambios mecánicos. El motor de base sigue siendo un cuatro en línea de 2.5 litros, el cual produce 175 caballos de fuerza y ​​174 libras-pie de torsión. Un seis en línea de 3.6 litros es opcional, con 256 caballos de fuerza y ​​247 libra-pies de torsión. Ambos motores están unidos a una transmisión automática CVT y tienen tracción en las cuatro ruedas. Subaru dijo que mejoró la suspensión del Outback para mejorar también la calidad del viaje.

El Outback 2018 es uno de los tres modelos que Subaru ha presentado en la presente edición del Salón del Automóvil de Nueva York Auto Show. Otro es el Crosstrek 2018 rediseñado, el cual viene más o menos a ser el hermano pequeño del Outback. El otro es la (pórxima) estrella de la familia, el enorme Subaru Ascent, a la fecha, el modelo de mayor envergadura de la firma nipona, y el cual sólo se venderá en América del Norte.

Outback y Crosstreck debieran salir a la venta en los EE.UU. este mismo verano. Mientras que el Ascent debiera pasar a la producción en 2018.