Porsche renueva su Cayman y le cambia el nombre

Recientemente, el Porsche Boxter recibió una fuerte remodelación que incluyó desde una nueva línea con motores de cuatro cilindros hasta un nombre aumentado, y ahora su hermano, el Porsche Cayman, está recibiendo el mismo tratamiento.

Como el Boxter, el 2017 Porsche 718 Cayman toma prestada la designación “718” de un modelo clásico de carrera. Los ingenieros de la marca alemana han trabajado tanto en el interior como en el exterior del vehículo. Y aunque el Cayman no luzca muy diferente a su antecesor, este auto es una máquina completamente diferente.

Relacionado: Mission E de Porsche: un nuevo capítulo en la historia de los coches deportivos

Cayman_09

Las modificaciones incluyen los nuevos motores turbo de 4 cilindros que también usa el 718 Boxter, en reemplazo de los viejos motores de seis cilindros. El de 2.0 litros produce, al igual que en el Boxter, 300 caballos de potencia y 280 pie-libra de torque, mientras que el motor de 2.5 litros genera 350 hp y 309 pie-libra. En ambas versiones, la potencia se transmite a las ruedas traseras vía una transmisión manual de seis velocidades, o una automática PDK de doble embrague también de seis velocidades.

Como con la mayoría de los Porsche, para lograr la mejor performance es necesario equipar al Cayman con la transmisión PDK y el paquete opcional Sport Chrono. Con este configuración, el 718 Cayman de 2.0-litros pasa de 0 a 60 mph en 4.5 segundos y alcanza una velocidad máxima de 170 mph, mientras que el Cayman S de 2.5 litros solo necesita 4.0 segundos para alcanzar la 60 mph y tiene una velocidad máxima de 177 mph.

El 718 Cayman viene equipado con muchísima tecnología para mejorar la calidad de la conducción. El sistema Porsche Active Suspension Management (PASM) permite ajustar la distancia al suelo en 10 milímetros —la versión Sport del 718 Cayman S incluso permite ajustar esta distancia en 20 mm El paquete Sport Chrono incluye tres modos de manejo: Sport, Sport Plus e Individual, este último le permite al conductor customizar a su gusto la configuración del vehículo.

Quizás el exterior no luzca diferente, pero Porsche asegura que ha sido renovado completamente. Los cambios más obvios son las nuevas luces LED de cuatro puntos, que se están convirtiendo en la marca de estilo de Porsche, y las rediseñadas luces traseras interconectadas con una pieza de acabado negro. El frente enseña entradas de aire más grandes y otros pequeños retoques.

El interior también tiene algunos cambios de estilo. Equipado con el sistema estándar de Infotainment de Porsche, el nuevo Cayman también tiene disponible el Apple Carplay, aunque solo como parte del módulo opcional Connect. Otras opciones incluyen la navegación controlada por voz, Google Earth y Street View, y el Wi-Fi de abordo.

El Porsche 718 Cayman saldrá a la venta en noviembre en EE.UU. Los precios arrancan en $54,950 dólares para la versión base del 2.0-litros, y en $67,350 dólares para la versión más económica del 2.5-litros —el 718 Cayman S.