Mission E de Porsche: un nuevo capítulo en la historia de los coches deportivos

Cuando Porsche reveló su concepto de Mission E en el Salón de Frankfurt del pasado año, se envió el inequívoco mensaje de que el fabricante de automóviles se había tomado muy en serio el tema de las plataformas electrificadas.

No mucho tiempo después de la presentación del concepto, tuvimos noticia de que Porsche había aprobado la producción de un vehículo que -casi por descontado- sería el rival del Tesla Model S y de la Serie i de BMW.

Relacionado: Porsche comenzará a fabricar su primer auto eléctrico

Mientras que los detalles finales sobre este modelo siguen siendo un misterio, Porsche ha lanzado un vídeo que trata justamente de su Mission E.

En el clip podemos apreciar que el concepto era mucho más que una idea ‘bonita’. Mission E utilizará partes de su prototipo Boxster E del 2011, creando una estructura mucho más funcional. Las especificaciones incluyen un sistema de propulsión eléctrica de 600 caballos de fuerza con dos motores que acelerarán el vehículo a 60 mph en aproximadamente 3.0 segundos.

Porsche asegura de que su Mission E tendrá una autonomía de carga de 310 millas, y que se podrá recargar el 80 por ciento de su paquete de baterías (equivalente a 248 millas) en sólo 15 minutos gracias a su nuevo sistema “Turbo Charging”.

También conocemos algo del estilo que tendrá este concepto, con elementos del Porsche Panamera (sin la joroba trasera). En palabras de Porsche, con Mission E se abrirá “un nuevo capítulo en la historia de los coches deportivos”. Si ese nuevo capítulo involucra la carga rápida, más de 300 millas de autonomía de carga, y sprints que alcanzan las 60 mph en 3 segundo, pues seguramente todos estaremos a favor.

Relacionado: En 2016, Porsche espera repetir la victoria de Le Mans

El modelo de producción llegará al público en 2020, y será completamente construido en la fábrica Porsche de Stuttgart. El ‘hacerlo realidad’ significará una inversión de unos 700 millones de euros (unos 764 millones de dólares), y debería crear alrededor de unos 1,000 nuevos puestos de trabajo.