Porsche escucha el clamor de las multitudes y vuelve a la transmisión manual

Cuando dio a conocer su último modelo 911 GT3 hace unos cuatro años, Porsche descartó la opción de transmisión manual en medio de los aullidos de protesta de los incondicionales de los tres pedales. Durante los últimos años, esta versión 911 de alto rendimiento orientada al conductor ha estado disponible sólo con una transmisión de doble embrague PDK. Pero todo esto está a punto de cambiar.

Recién presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra 2017, el Porsche 911 GT3 2018 recupera una transmisión manual, lo que indica que incluso Porsche no va contra la voluntad colectiva de los fanáticos enfadados. El GT3 también añade un montón de otras mejoras que lo hacen aún más feroz que antes. Además, deja a todos los aficionados felices.

Relacionado: Porsche sacará por primera vez un modelo station wagon

Este esperado retorno a la transmisión manual es una unidad de seis velocidades, aunque Porsche continuará ofreciendo un PDK de siete velocidades. Estas transmisiones están “atornilladas” a un nuevo motor de seis cilindros en línea de 4.0 litros, uno de los últimos 911 que no es turbo. Produce 500 caballos de fuerza y ​​339 libras-pie de torsión, 25 caballos y ​​15 libras-pie por sobre el seis cilindros en línea de 3.8 litros anterior.

A pesar de que hace el carro ligeramente más pesado, Porsche asegura que la transmisión PDK también hace que el GT3 sea un poco más rápido. Citan un sprint de 0 a 60 mph de 3.2 segundos para el PDK, y de 3.8 segundos para el manual. La velocidad máxima es de 197 mph con la transmisión PDK, y de 198 mph con la transmisión manual. Más allá de las mejoras del tren de propulsión, el GT3 permanece sin cambios, exceptuando unos cuantos arreglos aerodinámicos, sumados a las mismas características mecánicas de su precursor.

El GT3 retiene un diferencial de bloqueo, montajes activos del motor y dirección de la rueda trasera. Para aumentar la maniobrabilidad, las ruedas traseras son capaces de girar en dirección opuesta a las ruedas delanteras (a bajas velocidades), y en la misma dirección que las delanteras a velocidades más altas, esto para mantener la estabilidad. La aplicación Track Precision es otra novedad, la cual permite a los conductores registrar los datos de conducción y enviarlos a un teléfono inteligente conectado. La aplicación viene con un sistema de infotainment que también incluye la navegación, siendo compatible Apple CarPlay y Android Auto.

El Porsche 911 GT3 2018 llegará a las salas de exhibición de Estados Unidos este otoño. Su precio comenzará en los $144.650, incluyendo la tarifa de destino obligatoria.