Las actualizaciones le sientan bien al Porsche 718 Boxster S

El último roadster de Porsche mejora gradualmente su predecesor en cada área.

Los entusiastas del automóvil somos a veces inestables. Exigimos que nuestros carros favoritos estén al día con los tiempos… aunque tampoco nos agrada que cambien demasiado. Preservar el pasado mientras avanza hacia el futuro puede resultar una tarea difícil.

Ahora que los conductores están mirando el kilometraje por carga y las emisiones con más cuidado, los motores a menudo se actualizan para acomodarse al presente, y ni siquiera Porsche es inmune a esto. Este año, Porsche ha “metido mano” tanto en su Boxter como en su Cayman, poniendo un turbo en los motores y haciendo a muchos tiritar de miedo ante lo que podría resultar.

Relacionado: Porsche Panamera 2017 te pone al mando de la excelencia

El Porsche 718 Boxster 2017ahora es impulsado por un motor de cuatro cilindros de 2.0 litros turboalimentado, el cual le genera 300 caballos de fuerza. También puede optarse por el Boxter S con sus 2.5 litros, los cuales producen 350 caballos de fuerza y 309 libras-pie de torque. Estos motores pueden ir acoplados a una caja de cambios manual de seis velocidades, o una de doble embrague PDK de siete velocidades. Como cabría esperar, toda esta energía va a las ruedas traseras.

Para los que preguntan qué significa esta nueva placa “718”, les explicamos que es la forma de rendir un homenaje a sus autos de carreras de los años ‘50 y ‘60, los cuales que también tenían motores de cuatro cilindros. Como era de esperar, el embalaje refleja el funcionamiento interno.

El roadster también gana un nuevo conjunto de parachoques y faldones laterales. Una parte trasera rediseñada hace hincapié en el ancho, con un nuevo conjunto de luces traseras deportivas. Mientras tanto, la parte frontal se equipa con su distintivo grupo de cuatro luces.

En el interior, el diseño del Boxster es notablemente elegante y funcional, con una cabina orientada al conductor y que —por decirlo de una manera— tiene todo puesto donde debe estar. Con el paquete Sport Chrono y la transmisión PDK, el volante viene con un botón de “respuesta deportiva” (sport response), algo así como un dispositivo de post-combustión para tu carro. Cuando se pulsa, tanto el motor como la transmisión quedan listas para responder, entregando una potencia máxima durante 20 segundos en los cuales sales realmente disparado, a toda velocidad.

El precio del Boxster 718 comienza en los $53,900 dólares, mientras que el Boxster S sube a los $68,400. El modelo de las fotografías, con todas las opciones sport, así como de navegación, y algunas otras actualizaciones de estilo (interior, escape, asientos deportivos), sube a los $94,310 dólares.

Sin temor a equivocarnos, podemos decir que todas las actualizaciones que ha recibido este roadster han sido para mejor. Y eso, ciertamente, los amantes de Porsche lo podemos gradecer.