Otto, el camión autónomo de Uber, ahora entrega cervezas

¿Eres de los que se muestran más escépticos acerca de los coches autónomos? Pues deberías cambiar de opinión porque más que un futuro son ya una realidad.

Y si no te lo crees, Uber apuesta fuerte por ello con su propia flota de camiones, llamada Otto, que son de auto-conducción y que ya han realizado su primera entrega: nada más y nada menos que 50,000 latas de cerveza Budweiser.

Relacionado: Uber presenta su primer carro autónomo

La distancia recorrida ha sido desde Fort Collins a Colorado Springs, según publica Techcrunch. Y en este primer trayecto el conductor manejó en algunas partes del viaje como en las áreas peatonales, en las intersecciones y dentro de las zonas urbanas o ciudades. Pero una vez que el camión llegó a la Interestatal 25 y durante 120 millas el conductor del Otto abandonó su asiento y el camión hizo el trabajo solo.

Otto está programado para mantener la distancia de seguridad correcta respecto al vehículo delantero, mantener una velocidad adecuada y cambiar de carril si es necesario.

Pero, ¿cómo puede hacerlo? Pues con una gran inversión detrás y la última tecnología. Los camiones Otto llevan incorporada una tecnología que incluye un hardware adicional cuyo coste se eleva hasta los 30,000 dólares.

De momento, se están realizando varias pruebas para comprobar la autonomía real de estos camiones antes de que se pongan a funcionar al 100%.

Otto entró a formar parte el equipo de Uber el verano pasado como una marca independiente, algo que al parecer no va a cambiar, por lo menos a corto o medio plazo. La prioridad ahora es seguir con las pruebas necesarias para que pronto estos camiones y otros vehículos autónomos se incorporen a las carreteras, facilitando algunos trabajos y cubriendo una demanda en auge.

Sea como fuere, igual alguno ya ha visto al primer camión Otto haciendo su reparto de cervezas aunque puede que ni tan siquiera se haya dado cuenta de ello. ¿Veremos otro pronto? ¡Quién sabe! Pero seguro que Uber no quieres esperar mucho a poner toda la flota Otto en funcionamiento.