El Baby Corvette de Opel podría llegar antes de 2020

La división Opel de General Motors —con sede en Alemania— sigue considerando la posibilidad de sacar adelante el impresionante concepto de GT y convertirlo en un modelo de producción. El coupé fue presentado a principios de este año en el Salón del Automóvil de Ginebra como un homenaje al GT original, el cual se comercializó en su momento como un “Baby Corvette” cuando debutó, a finales de 1960.

Es complicado para la marca alemana prefigurar un negocio sólido con un GT moderno, ya que el segmento de coupé de tracción trasera está disminuyendo constantemente en todo el mundo. Sin embargo, Opel ha explicado que el estudio de diseño se hizo demasiado popular como para seguir siendo sólo un mero concepto. Por ello, los ejecutivos están buscando formas rentables de poner este concepto en la vía rápida a la producción.

Relacionado: Te presentamos el Opel Adam S 2016

El jefe de Opel, Karl-Thomas Neumann, ha dicho a la revista británica Autocar que habría dos maneras de crear un GT de tracción trasera. La primera sería tomar una plataforma existente y hacer retoques extensos en ella. La segunda sería desarrollar una nueva plataforma desde cero. Sus comentarios descartarían la opción de fabricar el GT en la misma plataforma en la que se construye el actual Opel Astra de tracción delantera.

Neumann insinuó que modificar una plataforma existente —como la del Chevrolet Camaro— requeriría de demasiado trabajo. Eso sí, el diseño de una nueva plataforma exclusivamente para el GT también se habría descartado, por lo que los rumores indican que Opel podría dividir el costo de diseñar una arquitectura de tracción trasera con otro fabricante de automóviles. Autocar ha informado que un posible socio para esto sería el fabricante chino SAIC, marca propietaria de MG, aunque Opel ni ha confirmado ni ha negado estos rumores. SAIC presumiblemente utilizaría la plataforma para un nuevo deportivo, inspirado en el icónico MG B.

opel-gt-del-73

Baby Corvette de 1970

El concepto GT tiene una vida útil de aproximadamente dos años, según Neumann. Por lo mismo, la empresa tiene hasta 2018 para decidir si sigue adelante o no con el proyecto. Si se aprueba para la producción, el Opel GT llegaría a las salas de exhibición de toda Europa antes de que termine la presente década.