El nuevo Lotus Exige 380 viene con menos peso y más velocidad

Lotus ha introducido una versión más rápida y más hardcore del Exige, capaz de competir con cualquier otro súper deportivos de alto perfil. Llamado Exige Sport 380, el nuevo modelo se ofrece tanto en versión coupé como convertible.

Lotus siempre se ha enorgullecido de fabricar vehículos más bien básicos, orientados al conductor y con la menor cantidad de electrónica posible. Y claro: el 380 no es aquí la excepción. En lugar de añadir ayudas al manejo, el fabricante ha hecho al nuevo Exige aún más rápido mediante la eliminación de tanto peso como le fue posible.

Relacionado: El Lotus Evora Sport 410 pierde peso, pero gana potencia

El Sport 380 se destaca por una serie de componentes de fibra de carbono, una ventana trasera de policarbonato, ruedas forjadas y una batería de iones de litio. Al reducir el número de luces traseras de cuatro a dos, se ayudó a quitar 10 onzas de peso. Claramente, cada pequeña cosa ayuda.

El modelado de CFD ayudó a Lotus a hacer que su Sport 380 fuese más aerodinámico que el Exige estándar. Los ingenieros agregaron canards en el parachoques delantero, así como un alerón trasero hecho a mano en fibra de carbono, y unas salidas de aire en la parte posterior de las ruedas traseras, todo con el fin de liberar más de 300 libras de carga aerodinámica. Eso es un 60 por ciento más que el Exige Sport 350, y todo sin necesidad de añadir resistencia.

Un motor V6 de 3.5 litros sobrealimentado se ubica detrás del compartimiento de pasajeros, el cual está ajustado para generar 375 caballos de fuerza a 6,700 rpm., y 302 libras-pies de torque a 5,000 rpm. 375 caballos es algo bastante respetable, pero lo es aún más en un carro que pesa menos de 2,500 libras en su configuración más básica.

El V6 hace girar las ruedas traseras a través de una transmisión manual de seis velocidades, aunque una unidad automática —también de seis velocidades, controlada por levas de cambio— se ofrece por un costo adicional. El Exige Sport 380 alcanza las 60 mph de una parada en 3.5 segundos, y si le sueltas las riendas, alcanza las 178 mph. Al optar por la configuración automática se ganan dos décimas de segundo en su sprint de cero a 60.

Totalmente legal para ir por las calles, el Lotus Exige 380 está a la venta ahora mismo en un puñado de países. En Alemania tiene un precio base de € 89,900 euros, equivalente a unos $95,000 dólares del Tío Sam. La lista de opciones incluye un sistema de escape de titanio, un paquete desarrollado para corredores, y otro paquete de color interior, el cual ilumina la cabina. Además, los compradores pueden trabajar directamente con Lotus para personalizarlo.

Al momento de escribir esta nota, Lotus no tiene planes de vender su Exige 380 en los Estados Unidos, aunque la compañía ha prometido fijarse más en el mercado norteamericano en los próximos años.