Último concepto de Mercedes-AMG es un deportivo de cuatro puertas

En el mundo del automóvil, la frase “carro deportivo de cuatro puertas” es un cliché repetitivo. Pero con su concepto del Salón del Automóvil de Ginebra de 2017, eso es literalmente lo que Mercedes ha tratado de crear.

Ese concepto es en realidad una versión de cuatro puertas del deportivo Mercedes-AMG GT. Construido para celebrar el 50º aniversario de AMG, trae una grata sorpresa, además de su inusual carrocería: un tren de potencia híbrido, el primero de la marca de rendimiento de Mercedes. Además, entrará a producción, aunque Mercedes no ha dicho cuándo.

Relacionado: Mercedes-AMG E43 sedán: perfecto equilibrio entre comodidad y rendimiento

Mercedes sólo se refiere a este cuatro puertas como un “concepto AMG GT“, pero los informes sugieren que la versión de producción podría llevar el nombre de GT4. ¿Y por qué ese nombre? Pues porque es un AMG GT con cuatro puertas. Simple. Mercedes considera al concepto como un “coupé de cuatro puertas”, y lo pone en la misma categoría que el fabricante de automóviles alemán ya inventó con su Clase CLS. El concepto AMG GT, en realidad, se parece un poco a un CLS, ahora que lo pensamos…

El concepto contiene una nueva tecnología dentro de su carrocería. Ese extremo delantero de boca grande incorpora entradas activas en las tomas de aire central y lateral, las cuales se abren o cierran para mejorar la aerodinámica cuando no se necesita de refrigeración extra. Las luces de circulación diurna y luces traseras cuentan con nano tecnología de fibra activa, la cual utiliza barras tubulares en lugar de elementos de iluminación convencionales. Unas cámaras en los guardabarros delanteros toman además el lugar de los espejos.

El concepto AMG GT de cuatro puertas es el tercer modelo que lleva la nueva insignia “EQ” de Mercedes, siguiendo el concepto de SUV eléctrico Generation EQ y el modelo de la Fórmula Uno 2017 del fabricante de automóviles. EQ es el código de Mercedes para la electrificación, y en este caso, que involucra un tren de potencia híbrido emparejado con un motor AMG GT V8 de 4.0-litros doble turbo y tracción total. El resultado son 805 caballos de fuerza y un sprint de 0 a 60 mph en menos de tres segundos.

Mercedes planea vender autos híbridos de producción AMG, utilizando la marca “EQ Power +”, pero no está claro si el sistema híbrido específico utilizado en el concepto de AMG GT llegará a la producción junto con el propio automóvil. De cualquier manera, está claro que AMG está en expansión.