BMW Serie 5 mejora en rendimiento, lujo y tecnología

El nuevo BMW Serie 5 está construido a partir de una plataforma totalmente nueva de aluminio, magnesio y acero de alta resistencia, todo para un ahorro de peso total de 137 libras en comparación con el modelo saliente. Y aunque uno podría preguntarse cuánto peso se ahorraría si tuviese tanto carbono como el Serie 7, la arquitectura de este nuevos Serie 5 es notablemente más ligera.

Complementando esta reducción de peso, tenemos una suspensión reajustada y amortiguadores adaptativos. Además, con sus tres modos de conducción (Sport, Comfort y Eco Pro) la 7ª generación del Serie 5 puede transformarse de un crucero a un corredor en una fracción de segundo. La dirección integral (IAS) de BMW es aquí una opción.

Relacionado: BMW perfecciona su Serie 4

En su lanzamiento, el Serie 5 2017 se ofrecerá con dos opciones de motor: un cuatro cilindros de 2.0 litros doble turbo que genera 248 caballos de fuerza y 258 libras-pie de torsión, o un seis cilindros en línea de 3.0 litros twin-turbo que libera 335 caballos de fuerza y 332 libras-pie. El motor más pequeño mejora en 8 caballos al modelo saliente, mientras que el 6 cilindros gana 35. Ambos motores están acoplados a una caja de cambios automática de ocho velocidades, configurable con la tracción integral xDrive. La tracción trasera es estándar.

Más potencia y menos peso significan que tanto el 530i como el 540i son más rápidos que sus predecesores (528i y 535i), pero el 530i quizá todavía necesita un poco más fuerza. 248 caballos se sienten de maravilla en un sedán deportivo compacto, pero algo tímidos en un vehículo de tamaño mediano. El 540i, en cambio, es asombrosamente rápido. Tanto el 530i como el 540i se sienten espectaculares en la carretera, pero la variante más potente (el 540i) es sin duda la mejor representación del carisma de rendimiento de BMW.

2017-bmw-5-series-hero-970x647-c2017-bmw-5-series-drivers-angle-970x647-c

Además de unas actualizaciones de diseño sutiles, el Serie 5 toma prestadas muchas de las avanzadas tecnologías de su hermano “insignia”, el Serie 7, incluyendo aquí el control por gestos, un sistema de entretenimiento con pantalla táctil de 10.25 pulgadas, y un grupo de instrumentos digitales. A diferencia de sus competidores, BMW combina funciones analógicas y digitales dentro del panel de instrumentos, creando un efecto visual único. El infotainment, por otro lado, es de última generación. Una nítida exhibición de pantallas interactivas y configurables muestran el tráfico en tiempo real, el tiempo, la telemetría, los medios, y la información de navegación. Estas pantallas interactivas se pueden mover para dar prioridad a los datos que el conductor considere más útiles.

BMW también promociona la integración de Amazon Alexa, Apple CarPlay, un sistema de audio premium de Bowers & Wilkins (hasta ahora, exclusivo del Serie 7), vista remota en 3D (que te permite mantener un ojo en tu auto a través de una aplicación de smartphone) y aparcamiento automático (paralelo y perpendicular, con un conductor al volante). Estas innovaciones ponen al nuevo Serie 5 a la par del ya muy avanzado Mercedes-Benz Clase E 2017, aunque la tecnología del BMW se siente más intuitiva. Múltiples funciones y diseños lógicos hacen que el acceso a las mejores características del auto sea más sencillo.

2017-bmw-5-series-engine-970x647-c2017-bmw-5-series-left-side-970x647-c

El BMW Serie 5 2017 compite directamente con el Audi A6, el Lexus GS, el Jaguar XF, el Cadillac CTS y el Mercedes-Benz Clase E. Los “novatos” Genesis de Hyundai con su G80 también son dignos de consideración. El brillante S90 de Volvo es otro candidato a esta liga.