Noruega podría prohibir la venta de autos a gasolina

El impulso hacia vehículos eléctricos será más rápido y más fácil en algunos países antes que en otros. Si se aprueba una legislación pendiente en Noruega, será éste el primer país en obligar el cambio de los automóviles con motores de gasolina.

Cuatro de los principales partidos políticos noruegos son partidarios de la prohibición de las ventas de autos a gasolina a partir de 2025, de acuerdo con Electrek.

Relacionado: Volvo producirá un millón de autos eléctricos para 2025

Se da la situación de que Noruega es un importante productor y exportador de petróleo y de gas natural. En 2015, sin ir más lejos, las exportaciones de estos productos supusieron el 39 por ciento del valor total de las exportaciones del país.

Aún así, siendo un gran proveedor de combustibles fósiles, hay también buenas razones por las que tiene sentido de que el país escandinavo quiera ser el primero en legislar a favor de la venta de vehículos totalmente eléctricos.

Casi la totalidad del petróleo y de gas natural que produce Noruega se exporta a Europa, principalmente a Alemania, Bélgica, Francia y Reino Unido. La mayor parte del gas natural se utiliza para la calefacción de hogares, fábricas y edificios de oficinas. Y también, para alimentar las plantas que producen energía eléctrica.

En cualquier caso, Noruega no es el único país que está considerando la electrificación obligatoria de todo su parque automotriz. Hay propuestas para detener la venta de automóviles impulsados mediante combustibles fósiles en Holanda, también para 2025. Por su parte, el gobierno de la India está considerando contar con una flota totalmente eléctrica de coches en el año 2030. Sin embargo, de acuerdo con Electrek, las leyes propuestas en Noruega tienen mayor posibilidades de ser promulgadas, lo cual haría que el país nórdico fuese el primero en establecer por ley la obligatoriedad de las emisiones cero en todas sus ventas de automóviles nuevos.

Los coches eléctricos no son tan revolucionarios o inusuales en Noruega, como sí lo son en la mayoría de los países. El 24 por ciento de los vehículos nuevos vendidos en aquél país ya funcionan con electricidad, constituyendo en este ítem el porcentaje más alto en el mundo.

Relacionado: Japón ya tiene más estaciones eléctricas que de gasolina

En este momento no hay muchos vehículos totalmente eléctricos en el mercado, y las opciones de los consumidores en este punto son limitadas. Con el cambio paulatino de las leyes en distintas partes del mundo, se espera que muchas más opciones estén disponibles en tan sólo unos pocos años.

El asunto está aún en discusión, y hay que esperar a que estas leyes sean aprobadas. Aún así, el que estén ya puestas sobre la mesa es algo de por sí elogiable, y posiblemente marcará la ruta a seguir en las futuras agendas legislativas de otros países.