Nissan presentan Detroit su concepto Vmotion 2.0

Toyota no es la única compañía japonesa que ha traído un carro espectacular al salón del automóvil de Detroit. Su rival Nissan acaba de presentar un concepto llamado Vmotion 2.0, que anuncia la que de seguro será la próxima evolución de su lenguaje de diseño Emotional Geometry.

El concepto más nuevo de Nissan es un sedán de cuatro puertas, caracterizado por un aspecto futurista y audaz. En su parte delantera viene con versión de gran tamaño de la parrilla V-motion, la cual ya se haya en los miembros más actuales de la compañía, como el Rogue, el nuevo Rogue Sport, el Juke y el Maxima. Faros en forma de C con luces diurnas LED, así como unas entradas de aire verticales, añaden un toque agresivo al diseño frontal.

Relacionado: Este restaurado Nissan Patrol diésel de 1987 regresa al desierto que lo vio triunfar

El Vmotion 2.0 se caracteriza por un capó largo, una línea de techo parecida a la de un coupé, y una tapa de cubierta corta. El extremo trasero viene con luces de cola en forma de cuña, y unas aletas afiladas incorporadas en el cuarto panel. El recubrimiento de fibra de carbono sobre los pilares del techo crea la ilusión de un techo flotante, mientras que las cámaras que hay en lugar de espejos retrovisores sirven como recordatorio de que el concepto está aún lejos de pasar a la producción.

Nissan prevé un futuro con cero emisiones y cero accidentes. Los detalles técnicos no están disponibles en este momento, pero sabemos que el Vmotion 2.0 viene equipado con la tecnología autónoma ProPilot de Nissan. Una gran pantalla que se extiende por casi todo el ancho del tablero informa en todo momento al conductor de lo que está sucediendo. Además, el difusor trasero brilla en modo autónomo para indicar a otros conductores lo que el auto está haciendo y lo que piensa hacer.

El Nissan Vmotion 2.0 es sólo un concepto, pero es probable que preste sus señales de estilo a la próxima generación del Nissan Altima. Sin embargo, el diseño de sus puertas permanecerá en la etapa del concepto, a menos que Nissan decida atraer a los clientes de Rolls-Royce. Además, las cámaras de visión trasera no pasarán a la producción sino hasta que esta tecnología llegue a ser legal en los Estados Unidos.