Se viene la revolución semi-ecológica en los camiones

Una startup con sede en Utah llamada Nikola Motor Company confía en su ambicioso plan de revolucionar la industria del transporte terrestre mediante la introducción del primer camión semi-ecológico del mundo.

Nikola recibe su nombre del ingeniero Nikola Tesla (¿les suena familiar, no?), y su camión experimental de atractivo diseño aerodinámico es accionado por un propulsor híbrido avanzado, compuesto por motores eléctricos que hacen girar las seis ruedas, todo gracias a baterías de ión-litio, y a una turbina a bordo. Los motores accionan el camión por sí mismos hasta que las baterías se agotan, después de lo cual la turbina se activa automáticamente para generar electricidad. En otras palabras, los conductores no tienen que parar para cargar.

Relacionado: Las mejores camionetas para la fiesta previa al partido

La turbina está diseñada para funcionar fundamentalmente con gas natural comprimido (CNG) el cual se almacena en un tanque de 150 galones. Nikola está planeando la construcción de una red de 50 estaciones de GNC dispersos en todo el país, y seguirán cientos más, si todo va según lo planeado. En cualquier caso, la turbina también podría funcionar con diesel o gasolina.

Las estadísticas de rendimiento son igualmente impresionantes, al menos sobre el papel: el tren de transmisión genera 2,000 caballos de fuerza, y no menos de 3,700 libras-pie de torque. Es capaz de alcanzar 60 mph en sólo 30 segundos estando completamente cargado, una marca excepcional, teniendo en cuenta un camión diesel estándar realiza la misma tarea en aproximadamente un minuto. Es más seguro que cualquier camión existente, esto gracias a su sistema de vectorización del par motor. Ah: y promete también frenar más rápido que ninguno, ya que está equipado con un sistema de frenos de recuperación de energía.

autodesk-vred-design-2016-8-970x546-c

Relacionado: Primer camión de transporte de mercancías “sin conductor” ya circula por las carreteras de Nevada

Hay sólo un inconveniente: el Nikola Uno no es más que un concepto, ilustrado por imágenes generadas por computador, y la fecha de un prototipo completamente funcional no ha sido dada a conocer. Pero en Nikola no pierden el entusiasmo. Si todo sale bien, los primeros 5,000 pedidos vendrán con combustible libre para el primer millón de millas… Pero sólo el tiempo dirá si todo esto resulta un incentivo suficiente para convencer a los camioneros de los Estados Unidos de deshacerse de sus Peterbilts y Freightliners.