Alta Motors presentará su modelo urbano Redshift ST en Portland

El pequeño mundo de las motocicletas eléctricas cada día parece afianzarse más. Alta Motors, fabricante con sede en San Francisco, a comunicado a Autoblog que la compañía presentará un concepto street tracker llamado Redshift ST en el próximo The One Moto Show de Portland, Oregón, a principios de febrero.

Como se puede adivinar, una street tracker es una versión “de calle” de una corredora de pistas, una motocicleta relativamente ligera, potente y de bajo peso, diseñada para competir en pistas de tierra ovaladas. Lo que tradicionalmente es ir dando vueltas alrededor tan rápido como se pueda durante cuatro vueltas. Alta Motors ya lanzó en agosto sus dos primeros modelos: la RedShift MX (motocross) por $15,000 y la Redshift SM (supermoto) por $15,500, una versión también “de calle” de la MX. Si Alta pone la ST en el mercado, ampliará significativamente el atractivo de este segmento.

Relacionado: KRGT-1 de Arch Motocycle Company, la fábrica de motos de Keanu Reeves

El concepto de ST tiene un marco rebajado que pone la altura del asiento a 31.5 pulgadas, altura necesaria como para que la inmensa mayoría de los adultos puedan sentarse cómodamente y apoyar alguno de sus pies en el suelo durante las señales de parada y semáforos. Las alturas de los asientos de MX y SM eran de 37 y 35.5 pulgadas, respectivamente, las que podían resultar excesivas para algunos motoristas. Cuando Digital Trends Autos (Inglés) probó la Redshift SM, el enviado —de 5 pies y 10 pulgadas, casi 1,78 m— no podía poner los pies sobre el suelo cuando estaba sentado sobre ella.

Alta no ha lanzado las especificaciones sobre la potencia de la batería de la ST, ni ha dado otra mayor información sobre su sistema de propulsión Si la empresa mantiene la configuración utilizada con la MX y la SM, con una batería de 5.8 kWh y un motor de 40 caballos con 120 libras-pie de torsión, la gama seguirá poseyendo una autonomía de unas 50 millas por carga, alcanzando una velocidad máxima de 80 mph. Al igual que otros vehículos eléctricos, la aceleración de 28 libras-pie de par instantáneo de la RedShift sorprenderá a más de alguno, tanto por su rapidez como por su silencio.

Como sea, Alta Motors aún no ha hablado de precios ni de fechas para poner este modelo a la venta. De hecho, ni siquiera se ha comprometido a pasarla a la línea de producción una vez presentado el concepto. Si obtiene la bandera verde, la ST no estará disponible antes de 2018, ha confirmado el fabricante a Autoblog. El precio —casi de seguro— fluctuará entre los de la MX y SM, es decir, unos $15,000 dólares.