El nuevo Eclipse Cross de Mitsubishi trae el estilo propio de un concepto al mundo real

Mitsubishi necesitaba una revisión importante para mantener un puesto relevante en la industria automotriz, caracterizado por sus rápidos cambios. Pero claro: reinventar una marca es mucho más fácil de decir que de hacer. Afortunadamente, la compañía está mostrando signos de vida con un nuevo crossover llamado Eclipse Cross.

En papel, este soft-roader es un homenaje al coupé Eclipse, fabricado entre 1989 y 2011, aunque los dos modelos comparten nada más que el nombre. El Eclipse Cross es un crossover compacto de cuatro puertas, desarrollado para competir en el mismo segmento de crecimiento que el Nissan Rogue Sport. El estilo sugiere un paso rápido desde el concepto a la línea de producción, haciendo por ellos al Cross uno de los diseños más atrevidos de Mitsubishi.

Relacionado: Nissan adquiere participación del 34 por ciento de Mitsubishi

Las líneas angulares que definen la carrocería también están presentes en la cabina. Y, a primera vista, parece que Mitsubishi ha descubierto que la elaboración de un interior más agradable es clave para atraer compradores de vuelta a sus concesionarios. El Eclipse Cross ofrece una consola central de dos partes, enmarcada por un acabado de plástico gris con acentos negros brillantes, así como una pantalla táctil horizontal que ejecuta un nuevo sistema de información y entretenimiento llamado Smartphone Link Display.

La compatibilidad con Android Auto y Apple CarPlay vienen de serie, y una pantalla head-up se encuentra en la lista de opciones.

Cuando salga a la venta en los Estados Unidos, el único motor disponible será un de cuatro cilindros de 1.5 litros con un turbocompresor. Hará girar las cuatro ruedas a través de una Transmisión Variable Continua (CVT) y un sistema de tracción de cuatro ruedas electrónicamente controlado. Mitsubishi no ha publicado aún las especificaciones de rendimiento ni las cifras de consumo de combustible.

El Mitsubishi Eclipse Cross 2018 hará su debut público la próxima semana en el Salón del Automóvil de Ginebra. El modelo que se muestre en Suiza será específicamente para el mercado europeo, y tendremos que esperar hasta que el Salón de Nueva York abra para conocer la variante que tendremos en los Estados Unidos. Las ventas comenzarán a finales de este año, como muy pronto.