MINI lanzaría un modelo totalmente eléctrico y más pequeño

El pequeño auto concepto llamado Rocketman que presentó MINI durante la edición 2011 del Auto Show de Ginebra todavía no se ha transformado en un modelo de producción, pero eso no significa que la compañía británica haya abandonado el proyecto. Los ejecutivos han recientemente revelado que todavía están analizando la posibilidad de convertir el atractivo prototipo en un auto de serie.

La necesidad de lanzar un modelo más económico y más pequeño —como el concept Rocketman (foto)— ha crecido exponencialmente estos últimos años, principalmente debido a que el modelo insignia de MINI, el Hardtop, se ha vuelto cada vez más grande (y más caro) en las últimas tres generaciones.

Relacionado: Volvo producirá un millón de autos eléctricos para el 2025

Aunque construir un auto como el Rocketman con motor a gasolina (o diésel) presenta importantes desafíos para los ingenieros de MINI, los nuevos avances en la tecnología de baterías ion-litio abren una oportunidad para crear un auto de ciudad exclusivamente eléctrico.

Ralph Mahler, el jefe de producto de MINI, indicó que un motor eléctrico es mucho más compacto que un motor convencional de combustión interna, dándoles a los ingenieros y diseñadores la posibilidad de crear un producto ecológico y, además, con mayor espacio interior.

MINI también está pensando en convertir el prototipo Vision Superleggera en un modelo de producción. Construir un auto pequeño, eléctrico, y de ciudad es una movida lógica del constructor británico, pero lanzar un convertible para competir con el muy elogiado Mazda MX-Miata es otra historia.

Relacionado: BMW incrementa la autonomía del i3 eléctrico

“El segmento de convertibles es pequeño y la demanda está cayendo. El crecimiento no está ahí, ese nicho es siempre un desafío”, explicó Mahler en una entrevista con la resista Autocar.

Mahler reveló que MINI develará su nuevo concept este verano, pero declinó comentar acerca de cuándo la compañía decidirá si producir el Rocketman y/o el Superleggera o no. La historia continuará, aunque no nos sorprenderá ver pronto un MINI eléctrico por las calles.