Mini cortará la fabricación de su Paceman

El Mini Paceman, un peculiar modelo de tres puertas que nunca de resultar del todo bien, será despedido a finales de este año, según informa Autocar. Fundamentalmente, las mediocres ventas y el escaso entusiasmo provocado serían las causantes de su desaparición inminente.

Ahora bien, la decisión de Mini no se basa exclusivamente en el refinamiento de su alineación. Según se ha podido saber, también BMW necesita más espacio para producir la próxima generación de su Serie 5, lo que prácticamente habría terminado con las posibilidades del Paceman. El sedán Serie 5 rediseñado debería comenzar a rodar por las carreteras en 2017, y se llevaría por delante tanto al Paceman como algunos puntos de montaje del Countryman. Este último modelo de segunda generación seguirá produciéndose, pero en otros lugares, y no en Graz, Austria, donde hasta ahora se montaba.

Relacionado: Te presentamos el Mini Cooper Clubman S 2016

El Paceman no ha tenido un recorrido muy largo desde su introducción, en 2012, aunque probablemente el éxito del Countryman fue quien lo condenó. Se une así al Mini Cooper Coupé y al Convertible (ambos modelos ya descontinuados) como otro intento fallido de Mini en los últimos años.

El fabricante está trabajando actualmente en cinco líneas de vehículos distintos: el Cooper Hatchback, el Clubman Compact, el Cooper Convertible y el Countryman son constituyen sus cuatro líneas actuales, aunque también existe la línea de un sedán compacto que probablemente se unirá a la alineación Mini. Este último será comercializado en América del Norte y los mercados asiáticos.

Esto último podrá parecer una novedad para muchos compradores Mini, pero el fabricante de automóviles tiene ya una historia haciendo sedanes con Riley Elf y Wolseley Hornet. “Los clientes puede que no sepan de la fuerte herencia del concepto sedán, pero estos nunca se vendieron en grandes volúmenes”, señaló Ralph Mahler, Director de Producto de Mini. Se espera que este sedán se construya en la plataforma Clubman,intentando romper la marca del medio millón en ventas mundiales en los próximos años.

En general, la nueva línea de mini será mucho menos excéntrica, y quizá más débil que los vehículos de las generaciones anteriores. Esto quizá termine por atraer a nuevos compradores, pero también podría espantar a sus incondicionales.