El G650 Landaulet lleva a Mercedes-Maybach a lugares en los que nunca ha estado

Muchos esperaban que el primer SUV construido por Mercedes-Maybach fuese una versión lujosa del Mercedes-Benz GLS. Pero lo cierto es que el primer off-roader de la marca de lujo es un convertible basado en Clase G con aspecto de Unimog llamado G650 Landaulet.

Con 210 pulgadas de largo y 87 pulgadas de alto, lo cierto es que el SUV de Maybach deja “enano” al Mercedes Clase G estándar. La chapa adicional entre los ejes beneficia a los pasajeros que van en la parte trasera. El tradicional banco trasero ha sido sustituido por un par de asientos individuales de cuero tapizados, tomados del Clase S. Pueden reclinarse completamente y proporcionar un masaje. No hace falta decir que tienen calefacción y aire acondicionado, también.

Relacionado: El Mercedes-AMG GT R supera todas las expectativas en Nürburging

Un interruptor en la consola central abre y cierra una división de vidrio que separa el compartimiento delantero del trasero. Con la partición cerrada, los ocupantes de la parte trasera viajan en un espacio privado y relajado, adornado con su propio sistema de control climático, tabletas de estilo avión y pantallas de alta resolución. La capota del techo se acciona electrónicamente con sólo pulsar un botón.

Bajo el cofre nos encontramos con un motor V12 de 6.0 litros twin-turbo que genera 630 caballos de fuerza y ​​737 libra-pies de torque. Una transmisión automática envía potencia a las cuatro ruedas, mientras que los ejes portales que comparte con el G63 6×6 le proporcionan 17 pulgadas de distancia al suelo. El modelo más nuevo de Maybach es tan capaz fuera de carretera como lujoso es su interior.

El G650 Landaulet no será un modelo único pre-acordado por algún rico coleccionista: 99 ejemplares serán construidos por Magna-Steyr en Graz, Austria, junto al Clase G regular. El precio no ha sido aún anunciado, pero no te sorprendas si bordea los $500,000 dólares o más, antes de impuestos y de otras opciones. Si te gusta y tienes el dinero, muévete rápido, ya que un puñado de estos 99 ya están reservados.

El G650 es, tal vez, la única forma que encontró Mercedes de “despedir” el actual Serie G463, el cual ha estado en producción continua desde 1990. Se espera que un nuevo modelo se estrene antes de fin de año, el cual ser verá en gran parte igual al G que hemos conocido, amado y deseado, pero marcadamente más moderno bajo la piel.