Mercedes creó un SUV AMG con mucha clase y 577 caballos de potencia

Los vehículos AMG tienen el hábito de premiar el mal comportamiento, y aunque sus dimensiones familiares puedan engañarte, el GLS63 es sin duda un auto AMG. Equipado con un motor hecho a mano, V8, biturbo, y de 577 caballos de potencia, el SUV acelera como un carro deportivo y te recompensa con una sinfonía de rugidos. Este Mercedes acelera de 0 a 60mph en 4.5 segundos y alcanza una velocidad máxima (electrónicamente limitada) de 174 mph.

Desde el asiento del conductor, es sorprendentemente fácil olvidarse cuan pesado y corpulento es el GLS. La suspensión adaptativa Airmatic del vehículo mantiene el balanceo de la carrocería bajo control, haciendo al vehículo más plantado, estable y liviano de lo que realmente es.

Relacionado: Mercedes AMG reveló su nuevo coupé de motor biturbo y 362 HP

AMG_24

Y gracias a la tecnología Dynamic Select de Mercedes, la calidad de la conducción y otras características de manejo pueden ser configuradas a tu gusto. Dureza de la suspensión, respuesta de la dirección, respuesta del motor, todo puede ser ajustado con un simple botón.

Si hay algo que se puede considerar negativo del GLS63 es su diseño interior. Los detalles color negro piano en la cabina y, en la consola, el teclado tradicional para el teléfono hacen lucir a todo el interior un poco anticuado.

Habiendo dicho eso, la cabina es amplia y bien pensada, con asientos de cuero Nappa y otros materiales de primera categoría rodeando el cockpit. La mejor parte del habitáculo es, sin embargo, la tercera fila de asientos. Generalmente, no muy tenida en cuenta a la hora de la compra, estos asientos traseros son cómodos, espaciosos y con suficiente lugar para la cabeza. La tercera fila viene estándar en todos los modelos GLS y se guarda fácilmente, generando un espacio de carga de 49 pies cúbicos.

Siguiente la tendencia de la industria, el conductor disfrutará de una gama de funciones de manejo semiautónomo como el control de velocidad crucero adaptativo y la asistencia para mantener el vehículo en el carril. También hay una nueva pantalla de ocho pulgadas en la que puedes usar Apple Carplay (En los próximos meses, Mercedes anunció que el sistema también soportará Android Auto).

El resto de los pasajeros apreciará las pantallas de la segunda fila de asientos ubicadas en los apoyacabezas delanteros, el sonido del estéreo Harman Kardon, y la opción para cambiar la intensidad de las luces de ambiente.

Relacionado: Maserati quiere que su primer SUV, el Levante, lleve un motor V8 de 523 HP

Por supuesto, ya que se trate de un vehículo familiar, el GLS63 está equipado con múltiples funciones de seguridad, incluyendo el frenado automático Pre-Safe, la detección de peatones, la asistencia al punto ciego, e incluso el Attention Assist que aprende tu estilo de manejo y examina si muestras signos de somnolencia. Ninguna de estas tecnologías hace a este auto especial —ese honor le corresponde al hermoso motor V8 que descansa bajo el capot.

¿Precio? Para empezar a hablar, al menos $124,000 dólares.