El Mercedes-AMG GT R supera todas las expectativas en Nürburging

El Mercedes-AMG GT R lo ha dado todo sobre el Nurburgring. Ha sido probado exhaustivamente en el legendario circuito alemán, llevando incluso el color de pintura con su nombre. Por lo mismo, habría sido embarazoso si este AMG GT R no hubiese alcanzado un registro medianamente impresionante en los tiempos de vuelta.

Pero no hay nada de qué preocuparse. Tal y como informa la revista alemana Auto Motor Sport —la cual rutinariamente prueba carros en la pista— el AMG GT R completó una vuelta en 7:10.92. Este registro catapulta al modelo de Mercedes a un nivel de élite.

Relacionado: Este Mercedes-AMG rodará por las pistas de EE.UU. el próximo año

Y es que el AMG GT R dejó atrás a otros autos de rendimiento como el Porsche 911 GT3 RS y Lamborghini Huracán LP610-4. El Porsche registró un tiempo de 7:20, mientras que el Lambo sólo alcanzó los 7:28. El Mercedes también superó el tiempo de 7:11.57 establecido por “desquiciado” superdeportivo Gumpert Apollo en 2009, el cual ostentó el récord general de vuelta durante varios años. Recordemos que el récord actual es de 6:57, conseguido por el piloto de carreras de Porsche Marc Lieb en 2013, al volante de un 918 Spyder.

El Nürburging se ha convertido en una obsesión para los fabricantes de automóviles, tanto por su utilidad en cuanto campo de pruebas, como por la ocasión que brinda de presumir de tiempos de vuelta rápidos. Se puede ver allí de todo: desde supercarros exóticos a SUVs comunes y corrientes, haciendo sus pruebas de rendimiento antes de que sus números pasen al papel en los salones de venta. Es, en gran medida, la reputación que tiene la pista, conocida como el “infierno verde” por su dificultad y longitud de más de 10 millas.

En papel, el AMG GT R aparece tan formidable como la pista que lo inspiró. Bajo el capó se encuentra el mismo V8 de 4.0litros doble turbo utilizado en los “menores” AMG GT y el GT S, pero sintonizado para producir 577 caballos de fuerza y 516 libras-pies de torsión. Mercedes dice que el GT R pasa de 0 a 60 mph en 3.5 segundos, y alcanzar una velocidad máxima de 198 mph. También cuenta con ayudas aerodinámicas mejoradas, suspensión adaptable y un sistema de dirección de las ruedas traseras.

Si todo esto te suena bien, ve ya sacándole brillo a tu chequera para este verano, momento en el que el AMG GT R saldrá a la venta en los EE.UU.