Mercedes-AMG exhibe en Nueva York su GT Concept

En la presente edición del Salón Internacional del Automóvil de Nueva York Mercedes-Benz ha seguido con la dinámica desarrollada anteriormente en Detroit y Ginebra. Y con un lenguaje de diseño inconfundible, decidió traer a la Gran Manzana su AMG GT Concept que tanto éxito suscitó antes en Ginebra. Casi no hace falta decir que acaparó prácticamente todas las miradas.

Reconocible a primera vista como genuino AMG GT, su diseño exterior se destaca por unas proporciones a la vez musculadas como sensuales. No por nada, el concepto representa la filosofía de “Pureza Sensual” en el diseño, con las características de rendimiento propias de un carro AMG.

“El AMG GT Concept incorpora la expresión más extrema de nuestro lenguaje de diseño y subraya el perfil autónomo de AMG como una marca de rendimiento”, dijo Gorden Wagener, Director de Diseño de Daimler AG. “A través de proporciones ideales, creamos un diseño puro, con especial énfasis en sus superficies”.

La parrilla Panamericana, con trazas verticales pintadas de rojo en los laterales, los delgados faros y sus “branquias” laterales con un diseño dominante en el parachoques delantero, son todas características inconfundibles del este AMG GT, las cuales parecen haber llegado a un nuevo nivel por el simple gusto de expresar su poder.

El principio de Mercedes-AMG de que la fascinación debe estar siempre vinculada con la función también se aplica a este concepto. Prueba de esto son la inclusión entradas de aire para el radiador en el centro y otras tomas de aire laterales, todas las cuales mejoran tanto la eficiencia aerodinámica como la térmica, heredando del sistema de control de aire activo que ya encontramos en el AMG GT R.

Buena parte de la carrocería está hecha en en fibra de carbono, aunque la mirada rápidamente se distrae en sus enormes llantas de 22 pulgadas de dos colores (aluminio y dorado), y a través de las cuales se pueden apreciar unos enormes frenos carbo-cerámicos. Su parte trasera exhibe una gran salida de escape central. Los retrovisores exteriores tradicionales son aquí sustituidos por pequeñas cámaras, las cuales se integran a la perfección en las suaves líneas del diseño.

El sistema híbrido de rendimiento combina un poderoso motor V8 de 4.0 litors biturbo AMG con un no menos potente motor eléctrico adicional, los cuales unidos generan 816 caballos de fuerza, más que suficiente para que este GT Concept realice un sprint de 0 a 60 mph en menos de tres segundos, poniéndose así de inmediato a la par que cualquier otro superdeportivo.

No sabemos cuánto de este AMG GT Concept pasará después a algún modelo de producción, pero podemos adivinar que no será poco. Su sola visión de seguro hace temblar al Porsche Panamera y al Maserati Quoattroporte, y no les falta razón.