Los Mercedes-AMG electrificados serán el futuro, no una excepción

Comúnmente se asocia a Mercedes-AMG con alta potencia, con la velocidad y con motores de gasolina emitiendo rugidos por allí por donde pasan. Pero eso podría cambiar muy pronto, sin embargo, si tal y como asegura uno de los mandamases de la compañía, la ingeniería del fabricante se está preparando para abrazar la electrificación.

“Habrá un vehículo eléctrico ‘puro’ Mercedes-AMG, pero no sé aún cuando. [Y lo habrá] Porque de lo contrario, AMG desaparecerá como marca”, reveló el ‘jefe’ de AMG, Tobias Moers, en una entrevista a la web australiana Drive.

Relacionado: Este par de roadsters de Mercedes-AMG están listos para debutar en París

Moers explicó que hacer un auto totalmente eléctrico es algo más fácil de decir que de hacer, sobre todo tratándose de una marca de alto rendimiento. Es cierto que los vehículos eléctricos han recorrido un largo camino en los últimos años, y sus clientes esperan de ellos una gran autonomía. Pero eso requiere de un voluminoso paquete de baterías, las cuales añaden peso al carro y comprometen su manejo y rendimiento.

Pero AMG también está experimentando con híbridos. En particular, la compañía está desarrollando un superdeportivo de gama alta que utilizará un propulsor híbrido gasolina-eléctrico, compuesto en este caso por un motor de 4 cilindros de 1.6 litros turbo —tomado de su equipo de Fórmula Uno— y un motor eléctrico. Juntas, estas dos fuentes de energía generarán la friolera de 1,000 caballos de fuerza.

Este modelo enchufable —aún sin nombre— debutará antes del fin la presente década, al cual le seguirán otros modelos híbridos de menor potencia, sin lugar a dudas. AMG sigue estudiando la mejor manera de adoptar la electrificación, aún cuando Moers ha asegurado que el próximo modelo totalmente eléctrico de la marca no lo veremos antes del 2020.

Relacionado: ¡Green Hell! El Mercedes-AMG GT R 2018 está listo para devorar las pistas

Mercedes-AMG ha incursionado ya antes en los vehículos eléctricos. La compañía viajó a la edición 2012 del salón del automóvil de París para presentar una versión a baterías del SLS (en la foto) el cual tenía 740 caballos de fuerza y 737 libras-pie de par motor bajo el capó. Este coupé era capaz de alcanzar las 60 mph en sólo 3.9 segundos.

El SLS Electric Drive estableció un récord de velocidad de vehículos eléctricos en la famosa pista de pruebas alemana de Nürburgring, récord que aún se mantiene vigente. Sin embargo, el ‘juguetito’ cuesta más de medio millón de dólares, razón por la cual solo un puñado de ejemplares fueron producidos. Se espera —por lo mismo— que el próximo modelo eléctrico de Mercedes-AMG sea algo más convencional, o al menos, algo mas asequible, si es que tiene sentido aplicar este término a los carros Mercedes-AMG.