El Mercedes-AMG E63 S vendrá con 603 caballos bajo el cofre

Cuando se puso en marcha la actual generación de los Clase E, Mercedes-Benz comenzó a promocionar su avanzada tecnología de asistencia al conductor en los sedanes de lujo. Pero Mercedes no quiso olvidarse de los que conciben la conducción como un placer, y no una actividad para ser realizada electrónicamente.

El Mercedes-AMG E63 2018 que debutará el próximo mes en el Auto Show de Los Ángeles 2016 será puro rendimiento. Vendrá con un sistema de asistencia al conductor llamado “Drift Mode”, que si bien es una idea copiada de los Ford Focus RS, no por ello resultará menos espectacular.

Relacionado: Mercedes-AMG reveló su nuevo cupé de motor biturbo y 362 HP

El poder de este E63 le vendrá dado por un motor V8 de 4.0 litros twin-turbo, utilizado ya en el deportivo AMG C63 y el AMG GT. Este motor va enganchado a una transmisión automática de doble embrague de nueve velocidades. El E63 genera 563 caballos de fuerza y 553 libras-pie de torque, mientras que el E63 S alcanza los 603 caballos de fuerza y 627 libras-pie. Esto lo convierte en el modelo más potente de la Clase E, aunque sigue por debajo de los 640 caballos y las 630 libras-pie de su máximo rival, el Cadillac CTS-V.

Pero igualmente es un montón de energía. Mercedes asegura que el modelo base E63 pasará de 0 a 60 mph en 3.4 segundos, en circunstancias de que el E63 S hará el mismo sprint en 3.3 segundos. Las velocidades máximas estarán limitadas electrónicamente a 155 mph en el E63, y a 186 mph en el E63 S.

El Modo “Drift” vendrá de serie en el modelo E63 S, y al ser activado, enviará toda la potencia a las ruedas traseras. Para ello, el carro deberá estar en el modo “Race”, con el control de estabilidad desactivado, y la transmisión en el modo de cambio manual. A diferencia del Focus RS, el E63 se basa en una plataforma de tracción trasera, por lo que el Drift se sentirá más natural que en el Ford.

Los cambios en el estilo son bastante sutiles. El E63 se distingue de los otros modelos Clase E por una nueva facia delantera, una parrilla específica, y unos guardabarros bastante algo más anchos. Estos retoques le dan al E63 un aspecto algo más agresivo, aunque tampoco en este punto debemos exagerar.

Tras su debut en el Auto Show de Los Ángeles del próximo mes, el Mercedes-AMG E63 se pondrá a la venta el próximo verano. Su precios estará disponible cuando esta fecha se aproxime.