Los 5 mejores autos deportivos por menos de $30,000

Los automóviles deportivos no son una decisión práctica. Se debe no reflexionar mucho sobre las necesidades familiares o utilitarias de la vida. Un deportivo es una compra por pasión, y antepone siempre el placer de la conducir a la capacidad de carga, la comodidad, la conveniencia, e incluso la fiabilidad.

Las necesidades deben conjugarse con el presupuesto. Evidentemente (y perdón por la obviedad) si tienes mucho dinero, puedes comprarte lo que quieras. Pero el tener mucho dinero no suele ser el caso, sino más bien la excepción. Por esto mismo, y en un esfuerzo por organizar la amplia gama de vehículos disponibles, hemos recopilado una lista de los cinco mejores carros deportivos a un precio menor de $30.000. Y si tienes un presupuesto diferente —hacia arriba, o hacia abajo— no te preocupes, que ya vendrán más listas.

Relacionado: Los diez autos más confiables

VW Golf GTI

golf_gti

Aunque nos gustaría recomendarte nada más comenzar el Volkswagen Golf R, se debe recordar que su precio de entrada es de $35,650. Afortunadamente, el Golf GTI es “un poquito” menos potente, pero igual de divertido de conducir, y cuesta bastante menos: $25,595. Mejor aún, el VW Golf GTI tiene una fama imperecedera por ser uno de los hatchback más irresistibles de la historia.

La séptima generación del Golf GTI utiliza un cuatro cilindros turbo de 2.0 litros que le otorga 210 caballos de fuerza y 258 libras-pie de torque. Puedes pagar un poco más por 10 caballos extras, además de un diferencial de deslizamiento limitado, pero incluso el GTI estándar es ya lo suficientemente divertido. En combinación con una transmisión manual de seis velocidades, o una de doble embrague (también de seis), el GTI es emocionante para jóvenes y viejos por igual.

Subaru WRX

subaru-wrx

Un serio rival del Golf GTI bajo los $30K —además de ser un vehículo de excelente rendimiento— es el Subaru WRX. Aunque es el auto más caro en esta lista ($26,695) es también el más rápido, ya que pasa de 0 a 60 mph en 5.0 segundos. Además, es el que posiblemente posee el más alto rendimiento, tanto en una pista como en una carretera con curvas. El Subaru WRX está disponible exclusivamente como un sedán de cuatro puertas, pero en sus versiones anteriores estuvo también disponible como hatchback de cinco puertas, modelo que esperamos que vuelva a la vida muy pronto.

El Subaru WRX 2017 posee un motor de cuatro cilindros turbo de 2.0 litros, el cual le da 268 caballos de fuerza y 258 libras-pie de torque, y envía toda esa potencia a las cuatro ruedas a través de una transmisión manual de seis velocidades. En comparación con el estándar Impreza, el WRX tiene frenos más grandes, una suspensión más rígida, unos guardabarros más anchos, y unos asientos deportivos envolventes. El Subaru WRX es claramente un pasaje a la diversión de manejar… sin tener que quedarte sin ahorros para tu jubilación.

Mazda MX-5 Miata

mazda-mx-5-miata

“Auto con poca potencia”; “débil”; “una desilusión”… Al Mazda MX-5 Miata le han dicho prácticamente de todo, pero por lo general, todos estos epítetos han venido de aquellos que no lo han manejado. Un motor lleno de vida, un go-kart en el manejo, y el diseño de peso pluma caracterizan al rey de los automóviles descubiertos.

El Mazda MX-5 Miata Sport 2016 emplea un cuatro cilindros SKYACTIV-G de 2.0 litros, el cual le da 155 caballos de fuerza y 148 libras-pie. Y todo para mover un vehículo de 2,300 libras. Los compradores pueden elegir entre una transmisión manual de seis velocidades, o una automática, también de seis. Con un precio inicial de $25,000, el Miata ofrece diversión accesible para satisfacer a las masas.

Subaru BRZ / Toyota 86

toyota-gt86-970x647-c

Entre los que no comprendían al Miata no se encontraban ni Subaru ni Toyota. De hecho, ellos entendieron la idea a la perfección, y trataron de seguirla, a su manera. Estos fabricantes japoneses se unieron para producir un tracción trasera en un carro deportivo ligero, comprometiéndose una vez más en poner el énfasis en la conducción. El Subaru BRZ/Toyota 86 se inspira en los famosos coupés japoneses de los años ‘90 y 2000, pero mantiene un poder de 205 caballos domesticados y 156 libras-pie de torsión.

Excelentemente equilibrado, de diseño agudo, con un bajo centro de gravedad: al igual que el MX-5 Miata, algunos pueden considerarlos como carros con poca potencia, pero la accesibilidad de este rendimiento no debe ser mirada en menos. Los conductores de deportivos suelen preferir la transmisión manual de seis velocidades, aunque el BRZ/86 también está disponible con una caja de cambio de doble embrague y seis velocidades. El precio del Subaru BRZ comienza en los $25,395, lo tienes por $95 más barato en el caso del 86.

Ford Fiesta ST

ford-fiesta-st-970x647-c

Me encantaría haber aquí cometido un error tipográfico. Querría incluir en esta lista al Ford Focus ST, y no su hermano menor, el Fiesta ST. Y es que el Focus ST es una muestra de la ingeniería de rendimiento, en circunstancias de que el Fiesta ST es un regalo para la conducción. Más ligero, más ágil y más asequible que el Focus ST, el Fiesta parece pedir a gritos que lo manejemos en una competición de autocross. Lo mejor de todo es que los $20,970 de su precio nos dejan algo de dinero para gastarlo en unos neumáticos más adherentes, y otras opciones de rendimiento.

El Fiesta ST se pone en movimiento gracias a un cuatro cilindros turboalimentado de 1.6 litros que le da 197 caballos de fuerza y 202 libras-pie de torque. Ford ha conseguido controlar a las mil maravillas la dirección de las ruedas delanteras del Fiesta ST, para que nada tengas que temer cuando vayas dejando atrás las curvas. Complemento de este excelente sistema de propulsión es su transmisión manual de seis velocidades, sus asientos deportivos Recaro (opcionales), y una suspensión a prueba de vaivenes.