Lo último McLaren ya viene en camino

Poco a poco, McLaren está comenzando a levantar el telón de su próximo modelo de la serie Ultimate, el cual irá incluso más allá del rendimiento del ya “insuperable” P1.

Autocar ha hablado en profundidad con quien está a la cabeza de McLaren, Mike Flewitt, y ha descubierto algunos detalles sobre este “Hyper-GT” que sólo antes se habían compartido con algunos de los (más exclusivos) clientes del fabricante. Lo más importante es que el vehículo debiera aparecer en algún momento de 2019, y tendrá un precio por encima de los $2 millones de dólares. Además, introducirá una nueva tecnología híbrida que señalará el futuro de los autos de carretera de McLaren. Ni más, ni menos.

Con el nombre de código BP23, el nuevo modelo de McLaren utilizará una cabina de tres pasajeros como el F1: conductor en el centro, y dos pasajeros detrás de él/ella a ambos lados. El carro será movido por una combinación hecha entre un nuevo V8 de 4.0 litros doble turbo (que debutó en el 720S) y un tren de propulsión eléctrico. En el papel, la potencia del BP23 excederá los 903 caballos de fuerza del P1, y un paquete más grande de baterías podrá extender la gama a un modelo todo-eléctrico.

“Con el P1, la hibridación agregó alrededor de 140kg de peso extra”, dijo Flewitt. “Para ser neutral en peso, tenemos que sacar unos 140kg. Eso es muy difícil, pero si podemos acercarnos, podremos tener tanto el beneficio del menor peso como el del mayor rendimiento”.

A diferencia de P1, el próximo hipercarro de McLaren no solo estará diseñado para el máximo rendimiento en las pistas, sino que también será un “increíble auto de carretera”, señaló Flewitt. Los clientes podrán viajar largas distancias en el BP23 con total comodidad, al igual que en un Bugatti Veyron o Chiron. El hecho de que el BP23 sea apto para tres adultos habla de sus cualidades GT. Sin embargo, la configuración de asientos no será fácil. “Puede ser difícil entrar en el asiento central en tres plazas, pero éste [el BP23] será más accesible que el F1″, ha asegurado Flewitt.

En estos momento, las 106 unidades planificadas del nuevo modelo ya están “apalabradas” con varios clientes. McLaren dice que ha elegido a los compradores de sus nuevos modelos basándose en su lealtad a la marca, observando con qué frecuencia conducen los productos más actuales de McLaren, y no entre aquellos que los compran simplemente como una inversión a futuro. Eso significa que incluso los clientes de los modelos Sport Series como el 570S están entre los candidatos, asumiendo que conducen y disfrutan con regularidad de sus vehículos.