McLaren 675 LT es el mejor auto deportivo de su clase

El McLaren 675 LT pertenece a la raza de los autos de carrera. No es simplemente un súper-auto. A ver… los Vipers, los Aston Martins, los Hellcats, los Lamborghini Aventador, sí, son autos que nadie dudaría en decir que son súper rápidos y obviamente excitantes. Pero el McLaren 675 LT juega en otra liga, está en otro nivel —esta bestia acelera de 0 a 60 mph en 2.8 segundos.

Los autos como el 675 LT se distinguen del resto de los autos deportivos, no solo por la mayor potencia que producen, sino también por la abundancia de materiales ultra-livianos con la que están construidos, por la aerodinámica activa, por los frenos de competición, por las cabinas minimalistas y por los sistemas de suspensión híper-complejos.

Relacionado: McLaren anunció que subastará uno de sus icónicos F1

lt_18

En el caso del 675 LT, McLaren arrancó con el sofisticado 650S para realizar la transformación, quitándole 220 libras, renovándole más del 50 por ciento de las piezas del motor y alargándole la carrocería en 1.5 pulgadas.

Para entender la micro-precisión con la que los ingenieros de McLaren encararon el proyecto LT, cuyos orígenes se remontan al McLaren F1 GTR de cola larga hecho en los 90s, veamos algunas de las diferencias entre la edición limitada y la edición estándar.

En términos de peso, el LT usa paneles de fibra de carbono para la carrocería, una cubierta del motor de policarbonato (“plástico de carrera”), interior de Alcántara (reemplazando el cuero y las alfombras), parabrisas y luneta trasera de menor espesor, e incluso pintura más liviana.

Relacionado: Ferrari creó un nuevo California T con motor turbo y Apple Carplay

El flujo de aire es otro factor que diferencia al LT (Long Tail). Con un splitter frontal más grande, un chasis más cercano al suelo, nuevos guardabarros traseros, un difusor de aire más grande, y un enorme freno de aire, el 675 desarrolla un 40% más de fuerza hacia abajo que el 650. Esta fuerza adicional significa mayor grip, mayor estabilidad, y mayor confianza de que el auto no va a volar por los aires.

Combinando estas modificaciones con la potencia extra —el LT entrega 666 caballos de fuerza y 516 pie-libra de torque— este monstruo de McLaren hará pasar vergüenza a cualquier otra máquina que se encuentre en el rango de precios alrededor de los $350,000 dólares. ¡A tu salud, 675 LT!