El motor rotativo del nuevo Mazda RX será turbo-comprimido

El año pasado, Mazda entusiasmó a sus fans cuando reveló el concept RX-Vision en el Motor Show de Tokyo, pero ahora los quiere enloquecer con algunas pistas acerca del motor rotativo con el que estará equipado cuando se venda al público.

Rumoreado por años y años, el nuevo Mazda será el sucesor del icónico RX-7. Ya sabíamos que la coupé tendría un motor rotativo SKYACTIV-R, pero ahora Tetsushi Marutani, sub director del área de motores de Mazda, ha brindado más detalles acerca del extraordinario propulsor.

Resultado: GTC4 Lusso, el Ferrari que puedes usar todos los días para ir a trabajar

Concept_car_C_07

Marutani reconoció que un turbocompresor (o dos) resolverá el problema del bajo torque que entregan los motores rotativos. Para mejorar la performance, la inducción forzada es estándar hoy en la industria, y aunque Mazda se ha resistido a utilizar turbocompresores en el MX-Miata, es probable que la próxima generación del MazdaSepped3 y de los modelos que le sigan vengan equipados con ellos.

Sin ninguna información acerca de la performance del RX de serie, tenemos que aferrarnos a los rumores que indican que el motor será de 1.6 litros con una potencia de más de 400 HP. Semejante potencia para un motor tan compacto sería notable para una unidad turbo comprimida, pero sería imposible para una unidad naturalmente aspirada.

Mazda todavía debe anunciar la fecha de lanzamiento de su nuevo RX, pero el próximo año es el 50 aniversario de su motor rotativo, y el 2020 es el centenario de la compañía. Cualquiera de los dos años será un buen momento para presentar el nuevo auto al público.

Marutani confirmó que ambos años serán celebrados con la introducción de nuevas tecnologías, incluyendo motores, cajas de cambio, y sistemas de tracción total.

Francamente, el RX-Vision es tan atractivo que, aun sacrificando performance en su transición a modelo de serie, se convertirá en un clásico de manera instantánea si conserva el estilo del concept.