Mazda hace pequeños retoques a su CX-5

El actual Mazda CX-5 ha sido un modelo bastante exitoso para el fabricante japonés. Ha recibido innumerables críticas positivas por su atractivo estilo y su dinámica de conducción deportiva. No por nada, ayudó a Mazda a subirse al exitoso carro de los SUVs, los modelos más vendidos en los últimos años.

La vara se la pusieron alta ellos mismos, por lo que la segunda generación del Mazda CX-5 presentada en el Auto Show de Los Ángeles no lo tenía fácil.

Relacionado: El Mazda RT24-P alcanza los 600 caballos con un motor de cuatro cilindros

Uno de los puntos altos más del CX-5 era su estilo, resultado de una de las primeras aplicaciones del lenguaje de diseño Kodo a un carro de producción. Quizá por esto, Mazda decidió ahora hacer cambios relativamente sutiles al nuevo modelo. Es un poco más ancho y más bajo que antes. Lleva unos faros más delgados, y la parrilla es también más grande.

Las opciones de propulsión incluyen motores de cuatro cilindros de 2.0 y 2.5 litros, ambos de la línea Skyactiv y enfocados en la eficiencia. Mazda no ha dado a conocer las especificaciones, pero probablemente coincidirá con los números de los motores de 2.0 litros y 2.5 litros de la actual CX-5, que produce 155 y 184 caballos de fuerza, respectivamente. El CX-5 2017 estará disponible en algunos mercados con un cuatro cilindros de 2.2 litros diesel, aunque es casi seguro que este motor nunca se ofrecerá en los EE.UU.

El CX-5 2017 estará disponible con una transmisión automática de seis velocidades o, excepcionalmente, una manual de seis velocidades. Como en el actual CX-5, el SUV manual sólo estará disponible en modelos de tracción delantera. Además de un sistema opcional de tracción total, el CX-5 vendrá con el denominado G-Vectoring Control. Esta tecnología ajusta el par, y ayuda a mejorar el control en las curvas mediante la gestión de fuerzas g.

Dentro del carro, Mazda ha movido la pantalla de visualización de 7.0 pulgadas al centro del salpicadero, ubicándola lo suficientemente alta como para el conductor no tenga que bajar la mirada para verla. El CX-5 también cuenta con Active Driving Display, el cual proyecta información del sistema de navegación en el parabrisas. Otras características destacables del nuevo modelo es un sistema de audio Bose de 10 bocinas, y un control de crucero adaptativo.

El Mazda CX-5 2017 será lanzado en Japón el próximo mes de febrero, y llegará a los EE.UU. y a otros mercados poco tiempo después. La información de precios de los Estados Unidos será dada a conocer cuando se acerque este lanzamiento.