Mazda apoya a los pilotos ambiciosos

Para nadie es un misterio que las carreras de autos son un hobby bastante caro. Y es bueno recordar también que la organización de estas carreras es una actividad financieramente más exigente que cualquier otro deporte profesional. Y claro: en esta danza de millones y millones, sólo unos pocos pilotos pueden llegar alto, ya sea por falta de recursos, problemas de financiamiento, desconocimiento, o incluso la mala suerte.

Sin amplios recursos personales, o de patrocinadores con mucho dinero, la habilidad de determinados pilotos no siempre con garantía de triunfo en los deportes de motor. Pero sí: hay esperanza aún para el talento. Y es que gracias al apoyo de los fabricantes de automóviles como Mazda, se han podido establecer vías para ayudar a los que se merecen oportunidad en este competitivo mundo.

Relacionado: El motor rotativo del nuevo Mazda XR será Turbo-comprimido

Mazda ha estado apoyando los deportes de motor de base como Spec Miata por años. Los vehículos Spec Miata compiten en SCCA (Sports Car Club of America), NASA (National Auto Sport Association), y otros lugares más, constituyendo las mejores carreras de aficionados del mundo motor. NA, NB, y NC MX-5 compiten con modificaciones limitadas, especificaciones de la FIA, y limitaciones de peso como cualquier carrera profesional. Y el coche de carrera necesario puede construirse op comprarse por unos $10,000 dólares.

Para muchos conductores de Spec Miata, los fines de semana de carreras son una forma de romper la monotonía del trabajo semanal, experimentando la emoción de los deportes de motor de primera mano. Pero para otros, sin embargo, cualquier cosa que no sea una victoria equivaldrá a un fracaso.

Justamente estas son las personas que llaman la atención de Mazda. Durante los últimos 10 años, Mazda ha ofrecido becas de $ 100,000 a personas que ganen estos campeonatos valiéndose de sus habilidades en la conducción, sus nociones comerciales, y conocimientos técnicos.

A partir de 2014, Mazda incluso amplió el campo de sus candidatos al iRacing, un simulador de carreras, ampliamente alabado como la experiencia de conducción más realista que existe. Glenn McGee, campeón del mundo iRacing, ganó su primera carrera “en vivo” el fin de semana pasado en el Mazda Raceway de Laguna Seca. El enfoque innovador que Mazda utiliza para encontrar los mejores pilotos del mundo aún no ha sido copiado por otros fabricantes, lo que da a la marca japonesa una buena ventaja.

Con $ 100.000 en la mano, los conductores dirigen su atención a la Global MX-5 Cup, una serie de carreras organizada completamente con los últimos coches MX-5. Los ganadores se convierten inmediatamente en los “reyes de la fiesta”, además de ganar un buen dinero en efectivo.

Más potente y dinámico que cualquier serie Spec Miata, el MX-5 recibe motor, un tren de transmisión, suspensión, frenos, carrocería y modificaciones interiores que le permiten sacar hasta la última gota de rendimiento.

Relacionado: Chevrolet y Nascar regalarán becas para estudiantes hispanos de tecnología 

Al final de la temporada, el campeón de Mazda se hace con una beca de $ 200,000 para dar el siguiente paso en la escala de los deportes de motor. Y aquí es donde comienza la verdadera carrera. Mazda se sienta con el conductor para ayudar a definir sus ambiciones y metas. Desde la primera MX-5 Cup en 2007, los vencedores han destinado sus ganancias para seguir participando prácticamente todas las competencias, desde la Speed World Challenge, a la Continental Tire Sports Car Challenge, pasando por la World Challenge Pirelli, y la IMSA (Asociación Internacional de Automovilismo).

mazda-laguna-seca-imsa-weekend-23-1200x800-c

Algunos ganadores incluso han optado por utilizar el dinero ganado para convertirse en dueños de sus equipos. Kenton Koch, quién dominó la serie de la Copa Mundial de MX-5 en 2014 y ganó la Rolex 24 Hours de Daytona, decidió que gestionar un futuro en equipo sería lo que más le gustaría. Y por supuesto, Mazda le ayudó a conseguirlo.

Con Mazda, los conductores están situados en el camino de las grandes ligas. Más que nunca, ellos deben equilibrar su tiempo detrás del volante con el tiempo frente a los patrocinadores y medios de comunicación. Con un ojo para el conocimiento de los negocios, la auto-promoción, y la visión a largo plazo, Mazda capacita a sus conductores para asegurarles el dinero de los patrocinadores, el poder desenvolverse adecuadamente en las entrevistas, y el buscar otros socios de apoyo.