Maserati sacará en 2020 un EV distinto a todo lo que hayas visto

Hoy en día son conocidos por sus vehículos deportivos de gama alta, pero para el año 2020 (o incluso, “tal vez para el 2019”), Maserati espera ofrecer a sus exclusivos consumidores un vehículo eléctrico.

Da la impresión de que el fabricante de automóviles italiano llega un poco tarde al juego. Pero como bien dice a Car and Driver Roberto Fedeli, jefe de ingeniería del fabricante italiano, en Maserati no están preocupados por hacer las cosas primero, sino por hacerlas “mejor que nadie”.

Relacionado: Los diez mejores autos eléctricos

“Vamos a ser los últimos [en sacar una producción de EV], y por ello tenemos que llegar al mercado con algo diferente”, aseguró Fedeli. “Muy diferente”. Así, Maserati asegura no tiene ningún interés en seguir la senda de otros fabricantes, y por descontado, no va a imitar a Telsa.

“Una lucha con Tesla, probablemente, no sea una buena idea”, reflexionó, añadiendo luego: “No creo que Tesla tenga el mejor producto del mercado, pero están produciendo 50,000 vehículos al año. La ejecución y la calidad de sus productos son similares a los de un OEM alemán de la década de los ‘70. Sus soluciones no son las mejores”, aseguró. Y que conste que no quiere guerra…

Entonces, ¿cómo piensa Maserati diseñar algo aún mejor? Según Fedeli, todo radica en hacer un vehículo que continúe sintiéndose como un Maserati: “Una aceleración al máximo durante los tres primeros segundos, y después, nada más”, se lamentó al comentar sobre las características de la mayoría de los vehículos eléctricos en la actualidad. “El EV debe ser algo diferente, y le tenemos que darle a éste todo el carácter de Maserati”.

¿Y el enchufe?

¿Y el enchufe?

En última instancia, Fedeli espera crear un auto que no sólo sea “verde y eficiente”, sino que también haga sentir la experiencia de estar dentro de un deportivo. La clave de todo —en palabras de Fedeli— está en la consistencia, asunto que “habrá que resolver” llegado al año 2020. Ojala para entonces veamos hechos concretos, y no palabras vagas que sólo intentan justificar su llegada tarde a la fiesta de la electrificación.