Lotus consigue reducir (aun más) el peso de su Elise Sprint

La frase que el fundador de Lotus, Colin Chapman, repetía una y otra vez como un mantra era “simplificar y añadir ligereza”. Y bueno: Lotus parece seguir encontrando nuevas maneras de estar a la altura de esta prédica.

El Lotus Elise no era exactamente un vehículo muy voluminoso que digamos, pero aún así el fabricante consiguió “adelgazarlo” algunos kilos de más. Gracias al uso extensivo de fibra de carbono, el nuevo Elise Sprint es 90 libras (40 Kg) más ligero que la versión anterior, registrando ahora en la balanza un peso total en 1,760 libras, menos de 800 kilogramos. Lotus dice que es la mayor reducción de peso desde que la primera generación del Elise fuese introducida hace 20 años.

Relacionado: Lotus aumenta la velocidad del Exige con su nuevo modelo Race 380

Las nuevas piezas más livianas del Sprint incluyen asientos de carreras de fibra de carbono, protecciones de cabina y de motor, así como un nuevo panel de acceso. Entre los componentes que no son de fibra de carbono se incluye una ventana trasera de policarbonato, una batería de iones de litio y nuevas llantas de aleación forjadas. Estas adiciones se combinan con otras medidas de ahorro de peso, incluyendo cambios en la carrocería y nuevos discos de freno opcionales, los cuales son también más ligeros que antes.

Lotus ofrecerá el modelo estándar de su Sprint con un motor de cuatro cilindros de 1.6 litros, y un Sprint 220, con un cuatro cilindros de 1.8 litros con sobrealimentador. El Sprint de base genera 134 caballos de fuerza, y ​​pasa de 0 a 60 mph en 5.9 segundos, mientras que el Sprint 220 produce 217 caballos de fuerza, y tarda sólo 4.1 segundos para alcanzar las 60 mph, de acuerdo con Lotus. Con menos peso que mover, los dos modelos deben ser también muy entretenidos de maniobrar en las esquinas.

Los modelos Sprint se distinguen visualmente por un acabado exterior con unas franjas laterales negras, elementos de acabado interior del color de la carrocería y placas con la palabra Sprint. El modelo 220 también viene con un sistema de escape especial compartido con el Elise Sport 220, diseñado específicamente para producir un sonido único. Lotus realmente sabe lo que sus incondicionales desean.

Los modelos de Lotus Elise Sprint llegarán a los concesionarios británicos esta misma primavera, aunque probablemente no arribe a los Estados Unidos. No se espera que vuelva a estar disponible en esta parte del mundo hasta después de un rediseño completo, en 2020. En el mercado británico, el Sprint comenzará su andada en las 37,300 libras unos $46.000 dólares al cambio actual, colocándose cerca de la parte superior de la gama Elise.