El Lotus Elise volverá en 2020 más veloz, más ágil, y con menos peso

¿Recuerdas el Lotus, verdad? ¡Por supuesto que sí! ¿Cómo podrías olvidar aquel nombre, sinónimo de rendimiento en los vehículos ligeros? Aún así, no hemos oído nada de él en mucho tiempo. Hasta ahora.

Autocar ha desenterrado alguna información sobre el futuro de Lotus y su modelo más famoso, el Elise. En una conversación con el CEO de Lotus, Jean-Marc Gales, el ejecutivo confirmó que el roadster de la próxima generación está en pleno desarrollo, con una fecha de debut estimada para 2020. Además, el fabricante de automóviles está en camino de obtener beneficios por primera vez en 20 años.

Relacionado: El Lotus Evora Sport pierde peso, pero gana potencia

Además de la fecha de lanzamiento programada para el Elise, Gales describió en rasgos generales cómo será. Y lo más importante es que en su próxima generación el Elise seguirá siendo un roadster ligero, con un chasis de aluminio como el usado por el Elise S1 que salió a la venta en 1996 y ha servido como plataforma para todos los demás.

Si temías que el futuro de Lotus traería un Elise más grande, más potente y más pesado a partir de 2010, no te preocupes, porque Gales aseguró que no veremos nada por el estilo.“El chasis menudo del Elise ha sido copiado, pero nunca igualado”, dijo en referencia a la actualidad del automóvil. “Combina eso con el tacto de la dirección, y tendrás algo realmente especial. El ADN de ese carro es su peso ligero, su tacto en la dirección, el equilibrio de poder y la capacidad de conducción. En relación al dinero, es el auto más rápido que puedes obtener. Y siempre será el más especial para conducir”.

La reducción de peso es la carta de presentación de Lotus, y este compromiso continuará con el nuevo Elise. Gales tiene presente la Elise Cup 250, en la que debutaron este año con un cuerpo de 2,026 libras, algo “que otros tratan de alcanzar, pero que nunca consiguen”. En cuanto al próximo Elise, Gales dijo que el fabricante de automóviles apunta a bajar de las 2,000 libras. Incluso el delicado Mazda MX-5 Miata no puede romper ese punto de referencia, y el Lotus además incluiría el equipo de seguridad dispuesto por las regulaciones estadounidenses.

Relacionado: Lotus ‘exige’ Sport 350: una versión mejorada y más liviana

En comparación con el actual Elise, el sucesor será más largo y más ancho. Es probable que todavía posea un motor Toyota, con una potencia que se situaría entre los 150 y los 250 caballos de fuerza en su modalidad S/sobrealimentado. Gales también fue bastante claro e decir que el mercado estadounidense es lo más importante para Lexus.