Estos son los 10 mejores modelos Porsche de la historia (Primera Parte)

Incluso en un mundo repleto de fabricantes de automóviles deportivos alemanes, Porsche es leyenda. Durante casi 100 años, la compañía ha sido la responsable de la fabricación de algunas de las máquinas de rendimiento más fascinantes e impresionantes de la mundo. Tanto es así que su icónico modelo 911 se ha convertido en el punto de referencia por el cual son juzgados y evaluados otros carros de lujo.

Es una tarea difícil el escoger sólo uno Porsche como favorito. Para no complicarnos la vida ni caer en injusticias, hemos elegido los que son —a nuestro juicio— los diez mejores modelos creados por el fabricante de Stuttgart. Algunos de ellos son clásicos de antaño; otros, están casi recién salido de la línea de montaje. Eso sí, todos ellos tienen una cosa en común: son rápidos como el demonio.

Relacionado: El Porsche 911 GT3 Cup se actualiza con un motor de 485 caballos

1 – Porsche 918 Spyder

El 918 Spyder es el vehículo de carretera más capaz y tecnológicamente más impresionante que Porsche haya dado al mundo. Acuñó para sí mismo el nombre de “hypercar híbrido” cuando debutó en el Salón del Automóvil de Ginebra de 2010, dos años antes que lo hiciera el McLaren P1, y tres antes de que el Ferrari LaFerrari irrumpiera en la escena.

En términos de rendimiento, el 918 puede hacer cosas que muy pocos pueden. Su motor V8 de 4.6 litros trabaja en conjunto con dos motores eléctricos para producir un total de 887 caballos de fuerza y unas increíbles 944 libras-pie de torque. Esto hace que este hypercar de tracción a las cuatro ruedas pase de 0 a 60 mph en sólo 2.5 segundos, dando una vuelta completa al circuito Nürburgring en 6:57. A día de hoy, es el tercer vehículo de producción más rápido en hacerlo. Claramente una máquina que estará para siempre en los libros de historia de la industria automotriz. Puedes ver más aquí.

2 – Porsche 356

El 918 Spyder es un auto relativamente nuevo, y por ello, vamos ahora a hacer algo de historia.

Porsche fue fundado en 1931, aunque en realidad no tuvo su primer vehículo de producción hasta 1948: el 356. Éste marcó el tono de Porsche en más de un sentido, ya que dispuso de un diseño de motor trasero. Este dos puertas estableció algo así como una “plantilla de estilo”, con su diseño tipo “bañera”, la cual todavía se aprecia en los Porsches de hoy en día.

Múltiples variantes del 356 se produjeron a lo largo de su vida. Quizá el más venerado sea el 356 Speedster de finales de los ‘50, un formato reducido al mínimo, casi como un preludio de lo que sería el 911 GT3. El 356 es además uno de los Porsche más coleccionables (y coleccionados) de la historia.

3 – Porsche 917

Porsche es uno de los fabricantes de autos de carreras más prolíficos de la historia, y el 917 es tiene gran culpa en esto. Diseñado especialmente como una máquina de resistencia, el 917 consiguió triunfar en Daytona, Monza, Spa, Brands Hatch, Austria Rong, y en Watkins Glen en 1970. Fue también el responsable de que Porsche obtuviese sus primeras victorias en la general en Le Mans de 1970 y 1971. En verdad, muy pocos autos de carreras tienen un curriculum tan completo.

La potencia del 917 se debe en buena parte a su chasis ultra ligero. Fue además el primer Porsche con motor de 12 cilindros. Producía en principio 520 caballos de fuerza, pero después se le agregó un turbo, y fue tuneado por Can-Am, consiguiendo más de 1,000 caballos de fuerza. Eso lo hizo uno de los más poderosos “atletas” del deporte- motor de todos los tiempos.

Para la posteridad quedará su icónica su aparición en la película Le Mans de 1971, protagonizada nada menos que por Steve McQueen. Otras variantes del 917 aparecieron en pantalla, incluyendo a uno de los corredores más atractivos jamás vistos: el Gulf-Porsche 917K azul y naranja.

4 – Porsche 959

Y ahora, algo completamente diferente. Porsche es conocido principalmente por su dominio sobre el asfalto, aunque el original 959 fue diseñado para el caminos menos transitados.

Concebido esencialmente como un 911 con tracción total, el 959 vino al mundo para conquistar el rally París-Dakar. Después de un debut decepcionante en 1985, Porsche demostró que podía hacer las cosas mucho mejor, consiguiendo el primer y segundo lugar en 1986.

La variante de producción llegó poco después, y para su época, fue uno de los vehículos tecnológicamente más avanzados en el mundo. Su sistema de tracción a las cuatro ruedas fue un éxito rotundo, copiado incluso por el 911 Turbo que ya vendría después. Además, el deportivo llevaba llantas de magnesio con neumáticos run flat, y sus 6 cilindros de 450 caballos de fuerza introdujeron la turbo-alimentación secuencial.

El 959 no sólo ha sido uno de los carros deportivos más avanzados de su época, sino que también uno de los más caros. Cada uno de los 300 ejemplares se vendieron a $225,000, un montón de dinero para 1986. Hoy en día, para conseguir uno, tendrás que comenzar la subasta con $1 millón en el bolsillo.

5 – Porsche 911 Carrera RS

Uno de los 911 más buscados, el 911 Carrera RS es un icono entre iconos. Diseñado para satisfacer los requisitos de homologación del deporte del motor, los modelos “Rennsport” eran más ligero y más potentes que otros 911 en su momento, y su estilo refleja una naturaleza en búsqueda de emociones.

En la última década, el valor de los 911 Carrera RS se ha incrementado en un increíble 699 por ciento. Según The Telegraph, el Carrera RS 2.7 representa la mejor inversión que se pueda hacer en vehículos clásicos de los últimos 10 años, habiendo recogido hasta casi $2 millones por alguno en una subasta. Si existiese un monte Rushmore para los vehículos deportivos clásicos, sería éste.

Haz clic aquí para ver la Segunda Parte