Los 10 autos más caros del mundo (Primera Parte)

Los autos más caros del mundo no son sólo una cuestión de transporte. Son verdaderas piezas de arte al alcance de sólo el 1% de la población mundial. Allí, en esa privilegiada minoría, la extravagancia y la fanfarronería tienen prioridad por sobre practicidad y eficiencia. Se trata, entes que nada, de un asunto de exclusividad.

Para dejarlo en claro, en esta selección hemos considerado sólo vehículos que cumplen con las normativas mínimas para ir por cualquier carretera. No incluímos vehículos que sólo pueden hacer exhibiciones de velocidad, o clásicos, que se venden en subastas a precios tan altos como los abajo señalados.

Relacionado: Eventra Millecavalli de Mazzanti: 1,000 caballos de fuerza bajo

Así que ya lo sabes. Si tu apellido es Slim, Buffet, Gates o Stark, o Messi, estos modelitos podrían interesarte, si es que quieres comprarte algo nuevo para tu garaje. Y sí: ya hemos escuchado eso de que el dinero no da la felicidad. Pero, a veces, sí que puede comprarla. Al menos, por un momento.

Koenigsegg CCXR Trevita: $4.8 millones

Koenigsegg hace su primera aparición en nuestra lista con su CCXR Trevita, y lo hace como el auto de producción legal más caro que hoy en día puede circular por las calles del mundo. Pero, ¿por qué tanto dinero? Simple: el vehículo está —literalmente— cubierto en diamantes. Y no sé si no lo sabías, pero los diamantes no son nada baratos.

Para el Trevita, el fabricante sueco desarrolló un nuevo acabado exterior llamado Koenigsegg Proprietary Diamond Weave, consistente en fibra de carbono revestida con una resina impregnada de polvo de diamante. Ni siquiera podemos imaginar cuanto costo hacer sólo eso.

Por debajo de este acabado ‘brillante’ se encuentra un motor V8 de 4.8 litros, y con una potencia total de 1.004 caballos de fuerza y 797 libras-pie de torque, lo que significa que no tendrás problemas para adelantar a cualquiera en la autopista. Sólo han sido fabricados tres ejemplares, y ninguno más.

Lamborghini Veneno: $4.5 millones

Veneno. Ese es el nombre que Lamborghini eligió para este Aventador modificado que ves arriba. Construido en principio para celebrar el 50 cumpleaños del fabricante, no podemos pensar en el motivo de esta elección, salvo decir que sí, que se trata de un vehículo ‘positivamente mortal’, cuya sola visión envenena nuestros ojos, y ya casi ningún otro auto es igual.

El vehículo es absolutamente impresionante desde todos los ángulos, y hasta la fecha, no estamos del todo convencidos de que no sea una nave extraterrestre en algún tipo de misión especial en nuestro planeta. Simplemente, no parece real. Aunque, ¡claro! Su precio sí que lo es.

El Veneno es rápido, cosa que a esta altura ya casi no es sorpresa. Su motor V12 de 6.5 litros lleva el cuenta-revoluciones a 8,400 rpm para entregar 740 caballos de fuerza y 507 libras-pie, permitiéndole pasar de 0 a 60 mph en sólo 2.9 segundos.

W Motors Lykan Hypersport: $3.4 millones

Recordarás el Lykan Hypersport de la exitosa Fast and Furious 7, en la que este superdeportivo chocaba contra tres rascacielos en Dubai. En una franquicia llena de especies exóticas y creaciones por encargo, el hecho de que el Hypersport consiguiera tanta atención no es sino una prueba de su magnetismo.

A nivel de estilo, incluye faros con incrustaciones de joyas, puertas de tijera, y un interior sacado directamente de una película de ciencia ficción. Su rendimiento, por lo demás, está a la par con su imagen. El Hypersport cuenta con un doble turbo de 3.7 litros que genera 770 caballos de fuerza y 708 libras-pie, pudiendo pasar de 0 a 62 mph en tan sólo 2.8 segundos. ¿Su velocidad máxima? De locura: 240 mph, poco más de 386 kilómetros/hora.

Bugatti Veyron por Mansory Vivere, Edición limitada: $3.4 millones

Esta lista no estaría completa sin una versión del todopoderoso Bugatti Veyron. Aquí, la edición de Mansory Vivere, que no sólo lo convierte en uno de los más rápidos del mundo, sino que también en uno de los más caros.

Este vehículo demencial genera 1,200 caballos de fuerza, y está perfectamente adornado con un hermoso cuerpo de fibra de carbono, un nuevo paquete aerodinámico, luces LED mejoradas, una cabina y una parrilla delantera rediseñadas. ¿Tienes prisa? Pues esta joya corre a 254 mph, casi 409 km/h, para que puedas llegar a tiempo a dónde sea.

Ferrari Pininfarina Sergio: $3 millones

Con un precio inicial de $ 3 millones, el Ferrari Sergio no es el auto más caro de nuestra lista, aunque sí es uno de los más codiciados del mundo, ya que sólo seis ejemplares fueron fabricados.

Diseñado por la legendaria casa italiana Pininfarina, el Sergio es esencialmente un Ferrari 458 Spider con una nueva carrocería y un nuevo interior. Posee un motor V8 de 4.5 litros que genera 562 caballos de fuerza, la cual se envía a las ruedas traseras. Por ser más liviano que 458, el Sergio es más rápido y se maneja mejor

Con pocos ejemplares fabricados, el proceso de compra de Sergio no resultaba nada simple: En pocas palabras, era el fabricante quien elegía a los compradores, y no al revés.

Haz clic aquí para ver los siguientes 5 autos más caros del mundo