Los diez autos más caros del mundo

Los autos más caros del mundo son mucho más que un medio de transporte. Estas obras de arte sobre ruedas se construyen con el fin de satisfacer los deseos de las personas más ricas del planeta. Y ese pequeño grupo no solo quiere eficiencia y practicidad, los ingenieros tienen en cuenta que los dueños, además, querrán presumir, ostentar y llamar la atención con ellos.

Pero dejando de lado el criticismo, estas máquinas son verdaderamente sofisticadas construcciones de ingeniería y nos gustaría listar nuestras favoritas aquí debajo.

Relacionado: Video: Hennessey Venom GT, el convertible más rápido del mundo y de la historia

Nuestro listado solo toma en cuenta vehículos que pueden legalmente circular por las calles —es decir, dejamos afuera aquellos construidos específicamente para circuitos de carrera. También solo consideramos una versión por modelo, o sea, no esperes 10 diferentes iteraciones del mismo Bugatti Veyron. Y por supuesto, tampoco en esta lista están los autos clásicos vendidos en remates a precios extravagantes.

Entonces si tu apellido es Buffett, Gates, Musk o Wayne, aquí te mostramos los autos que deberías considerar para agregar a tu colección.

Koenigsegg CCXR Trevita ($4.8M)

Este súper deportivo sueco es el auto más caro del mundo. ¿Por qué? Porque, literalmente, el auto está revestido de diamantes… y los diamantes son caros. Para el Trevita, el constructor sueco desarrolló un acabado exterior llamado Koenigsegg Proprietary Diamond Weave, que es un revestimiento de fibra de carbón con una resina de diamantes impregnada. Debajo de las piedras preciosas se encuentra un motor V8 de 4.8 litros con doble turbo compresor que produce 1,004 hp de potencia y 797 pie-libra de torque. El dato curioso es que solo 3 unidades se fabricaron hasta el momento, y, al parecer, fueron las primeras y las últimas. No cualquier está dispuesto a pagar fortunas por un simple rayón.

Lamborghini Veneno ($4.5M)

Veneno es el nombre que eligió Lamborghini para su Aventador modificado. No sabemos por qué exactamente, pero su diseño sí es asesino. Construido para celebrar el cumpleaños número de 50 de la automotora, podrás adquirir el Veneno por el módico precio de $4.5 millones de dólares. Y te aseguramos que no te arrepentirás. Es un auto rápido y excitante. Su motor V12 de 6.5 litros producirá los 740 HP necesarios para llevarte de 0 a 60 mph en 2.9 segundos cuando estés al volante.

W Motors Lykan Hypersport ($3.4M)

Quizás recuerdes al Lykan Hypersport por su rol protagónico en la película Fast and Furious 7, donde el auto libanés chocó contra no uno, no dos, pero tres rascacielos en Dubai. El Lykan es un auto que se destaca, entre otras cosas, por sus puertas tijera al estilo Lamborghini, su interior de ciencia ficción, sus faros con incrustaciones de piedras preciosas, su motor con doble turbo de 3.7 litros, sus 770 caballos de potencia y sus 708 pie libra de torque. No, no es un auto ordinario, y los 2.8 segundos que necesita para alcanzar las 60 mph y su precio de $3.4 millones lo dejan muy claro.

Mansory Vivere Bugatti Veyron ($3.4M)

La lista no estaría completa sin alguna versión del Bugatti Veyron. Y aquí elegimos a la Mansory Vivere, no solo porque es una de las más rápidas, sino también porque es la más cara. Modificado por la empresa de tuneo alemana Mansory, este súper auto es un Veyron Grand Sport Vitesse de 1200hp con carrocería de fibra de carbono, nuevos alerones, mejore luces LED, una parrilla rediseñada y un habitáculo nuevo. ¿Velocidad máxima? 254 mph.

Pagani Huayra BC ($2.6M)

Nombrado por el dios Inca del Viento, el Huayra ostenta un motor V12 de 6.0 litros con dos turbocompresores. El resultado: una potencia de 620 HP y un masivo torque de 740 pie-libras. Su velocidad inspirada en las divinidades y en el motor V12 se vio demostrada en el circuito de Top Gear donde el auto de Pagani hizo un tiempo tres segundos más rápido que el popular Bugatti Veyron Súper Sport. Hasta el día de hoy, el Huayra conserva el record del circuito — 1:13:08. La versión que mostramos aquí es la BC, presentada en el Auto Show de Ginebra. El Huaya BC es aun más liviano que el Huayra estandar —por el extensivo uso de fibra de carbono— y está equipado con un masivo alerón trasero que genera una fuerza hacia abajo de 1,102 libras a 155mph, tiene un interior completamente nuevo, faldones laterales,  y un paso de ruedas más ancho.

Ferrari F60 America ($2.5M)

Para celebrar el 60 aniversario de Ferrari en Estados Unidos, la marca italiana decidió construir diez unidades de este súper auto. Basado en el F12 Berlinetta, el F60 es una versión patriótica y convertible que lleva el motor V12 de 6.3 litros de su predecesor. La potencia de 740 HP le permite acelerar de 0 a 60 mph en 3.1 segundos. No es la primera vez que la empresa del cavallino produce un auto para un lugar geográfico en particular, en los años 50 y 60, Ferrari construyó varios deportivos para diferentes regiones de Italia.

Bugatti Chiron ($2.5M)

Gracias sus 1,500 hp y sus 1,180 pie-libra de torque, el Chiron acelera de 0 a 60 mph en menos de 2.5 segundos y alcanza un velocidad máxima (limitada) de 261 mph. Aquellos que siguen de cerca la batallas de velocidades máximas saben que el Hennessey Venom estableció el nuevo record de 270 mph recientemente, pero algo nos dice que el nuevo Chiron podría superar esa velocidad con su motor W16 de cuatro turbos y 8.0 litros, si no fuera por el límite electrónico. El Chiron se construyó sobre un nuevo chasis monocasco de fibra de carbono, con neumáticos específicos para Bugatti y un abanico de tecnologías innovadoras que hacen al auto fácil de conducir aun a velocidades muy altas. Si quieres comprar uno, apúrate, Bugatti solo producirá 500.

Koenigsegg One:1 ($2.0M)

Con $2 millones de dólares puedes comprarte de todo —una linda casa, alrededor de 80 Mazdas MX-5, o este súper auto sueco. Esta edición limitada del Agera R debe su nombre al ratio de 1-1 que tiene de kilogramos-caballos de fuerza. Es decir que su peso de 1,340 kg implica una potencia 1,340 hp. Además, el One:1 alcanza las 273 mph, lo que lo hace uno de los autos más rápidos del mercado y de la historia. ¿La mala noticia? Solo se fabricaron seis unidades de este modelo y ya todos tienen dueño.

Koenigsegg Regera ($2.0M)

Impulsado por un sistema híbrido compuesto por un motor biturbo V8 de 5.0-litros y un pack de baterías ion-litio de 4.5-kWh, el Regera produce 1,500 caballos de fuerza, una potencia aún más impresionante si consideramos el bajo peso del vehículo: 3,240 libras. Para acelerar de 0 a 60 mph necesita 2.8 segundos, pero lo que llama aún más la atención es el tiempo que necesita para alcanzar las 186 mph, apenas 10.9 segundos. Según estimaciones de Koenigsegg, este super híbrido alcanzará las 249 mph en 20 segundos, un logro difícil de creer.

Lamborghini Centenario ($1.9M)

Ferruccio Lamborghini, el hombre que fundó la compañía que lleva su nombre, habría celebrado su cumpleaños número 100 este año. Para conmemorar la ocasión, Lamborghiniha creado una obra maestra edición limitada llamada Centenario. Esta bestia ha sido bendecida con el motor más poderoso que Lamborghini ha construido en toda su historia, y está basado en el V12 de 6.5 litros naturalmente aspirado del Aventador. Pero el nuevo propulsor entrega 770 caballos de potencia en lugar de 690. Como resultado, el centenario acelera de 0 a 60 mph en 2.8 segundos, más rápido que el tiempo que necesitas para decir: “Feliz Cumpleaños, Ferrucio Lamborghini”.