Esta limusina Marcedes-Maybach está blindada como un tanque de guerra

Mercedes-Maybach lanzará una versión blindada de su limusina S600 Pullman, desarrollada a petición de clientes que —por una razón u otra— arriesgan sus vidas cada vez que salen en público.

Su nombre será S600 Pullman Guard, una limusina a prueba de balas casi idéntica a su contraparte no blindada, eso sí, cuando se ve desde el exterior. Pero claro: no son iguales. Para mantener a los ocupantes con vida, la S600 Pullman Guard está equipada con un tipo especial de acero intercalado entre la estructura del cuerpo y la chapa metálica, además de placas de blindaje debajo de la carrocería, y otros paneles que se superponen para otorgar una protección balística integral. Un recubrimiento de policarbonato en el cristal a prueba de balas asegura que los ocupantes no se cubrirán de astillas si las ventanas reciben disparos.

Relacionado: Mercedes-Maybach Vision 6: el futuro del lujo y la excelencia en un carro de 19 pies de largo

La S600 Pullman Guard ha sido construida como si se tratase de un tanque, y cumple con los requisitos de protección balística más altos de la clase VR9. En otras palabras, está diseñada para resistir ataques terroristas y proteger a los ocupantes de disparos, granadas de mano, y una amplia gama armas militares automáticas, esas que los ciudadanos comunes y corrientes sólo vemos en Grand Theft Auto.

Los detalles son asombrosos. Mercedes añadió motores eléctricos para ayudar a los ocupantes a abrir y cerrar las puertas traseras, que son mucho más pesada de lo normal debido a la armadura que llevan dentro, así también como las ventanas traseras, que son operadas hidráulicamente.

Con espacio suficiente para cuatro pasajeros, el compartimiento trasero es tan amplio como lujoso, y los compradores pueden trabajar en conjunto con el fabricante para personalizar cada mando, botón, o pieza de ajuste. Además, la lista de opciones incluye sirenas, luces parpadeantes, una radio de dos vías, una batería de arranque de emergencia, y un altavoz.

Mercedes-Maybach no ha hecho ninguna modificación mecánica a la S600 Pullman Guard. Bajo la pesada tapa del cofre nos encontramos un motor V12 de 6.0 litros doble turbo que desarrolla 530 caballos de fuerza y 612 libras-pie de torque a partir de las 1,900 rpm. La compañía no ha revelado qué efecto tendrá el enorme peso añadido por la armadura en el rendimiento general, aunque ha señalado que la velocidad máxima está limitada electrónicamente a 100 mph, 161 km/h.

La limusina Mercedes-Maybach S600 Pullman Guard está ya a la venta, y se estima que las primeras entregas comenzarán durante el segundo semestre del próximo año. Los precios comienzan en los €1.4 millones de euros, suma que se convierte en unos $1.5 millones de dólares. Es un precio bastante alto, sí, pero sus compradores están más preocupados de su seguridad que de desprenderse de siete cifras. Además, se lo pueden permitir, claro.