Lexus transforma su LC 500 coupé en un Super GT

El Lexus LC 500 coupé de lujo estará en las salas de exhibición el próximo año, pero también estará presente en las pistas.

Y es que Lexus reemplazará su auto de carreras Super GT (basado en el F RC) por uno nuevo que tomará el molde de su próximo coupé de lujo insignia. Una versión diferente de la RC F seguirá compitiendo en los EE.UU., pero el LC 500 será el objetivo de los esfuerzos de Lexus en Japón, promoviendo este nuevo modelo en el mercado nacional.

Relacionado: ¿Puede la “fiebre del crossover” matar al Lexus CT

El Super GT no es muy conocido en los EE.UU., aunque ha tenido algunas carreras muy buenas. Los vehículos en realidad parecen sacados de series de anime futuristas, y las carreras son por lo general bastante peleadas y emocionantes. En la pista, el LC 500 competirá contra Nissan GT-R y Honda (también conocido como Acura) NSX.

Al igual que el Super GT, el LC 500 de carreras tendrá una carrocería bastante modificada. Mientras que a veces estas modificaciones pueden romper las líneas más suaves de un vehículo de producción, lo que en principio pueda resultar exagerado (en términos de diseño) acaba siempre resultando bien en el Lexus.

¿Y bajo el cofre, qué? Lo normal para un GT 500 como LC 500 es utilizar motores turbo de cuatro cilindros de 2.0 litros, aunque eso no es nada comparado con los sistemas de propulsión Lexus ofrecerá a los consumidores. El LC de pista se ofrecerá con un motor V8 de 5.0 litros, o un V6 de 3.5 litros con sistema de propulsión híbrida en el modelo LC 500h.

Presentado el pasado mes de enero en el Detroit Auto Show 2016, el coupé LC es un modelo importante para Lexus. El fabricante necesita un nuevo auto de alto perfil para reforzar tanto sus credenciales de rendimiento como de lujo, y el LC ha sido concebido para hacer exactamente eso. Si puede hacerlo en las salas de exhibición, de seguro que lo hará muy bien en las pistas.