Lexus competirá con su RC F GT3 en dos continentes durante 2017

Lexus dio a conocer una versión de carreras de su coupé RC F, llamado RC F GT3, a principios del año pasado, pero recién ahora comenzará efectivamente a girar por las pistas.

El RC F GT3 tendrá su primera competencia en 2017 en dos series de carreras diferentes y en dos lados opuestos del mundo. Como ya lo había dicho Lexus, el carro competirá en la WeatherTech SportsCar Championship de EE.UU. Y el mismo fabricante ha anunciado este pasado viernes que su RC F GT3 correrá también en la serie Super GT de su país natal, Japón.

Relacionado: Lexus transforma su LC 500 coupé en un Super GT

Que el RC F GT3 entrara en ambas competiciones no es muy extraño, considerando que las dos series en las que Lexus planea competir —el GT Daytona (IMSA), y el GT300 de Super GT— tienen reglas similares. Ambos están construidos alrededor de carros GT3 como el RC F. Ambos vehículos, además, están basados en modelos de producción, reteniendo componentes de stock tales como el chasis y el motor.

En la serie Super GT, el RC F GT3 competirá junto a su hermano mayor, el LC 500. Con su excéntrica carrocería, el RC F GT3 parece a veces más un vehículo de anime japonés que otra cosa. Utiliza una versión del V8 de 5.0 litros del RC F de carretera, ajustado eso sí para producir más de 500 caballos de fuerza, en lugar de los 467 caballos del RC F “civil”. Toda esta potencia se envía a las ruedas traseras a través de una caja de cambios secuencial de seis velocidades.

El RC F GT3 hará su debut en competición a finales de este mes en la Rolex 24 Daytona 2017, la legendaria carrera de 24 horas que se celebra en el Daytona International Speedway de Florida. En la clase de GT Daytona, el Lexus competirá contra una diversa gama de oponentes, incluyendo las versiones de carreras del Ferrari 488 GTB, Lamborghini Huracán, Audi R8, Porsche 911, Mercedes-AMG GT y Acura NSX. Sin lugar a dudas, será todo un espectáculo.

Lo dicho: el 29 de enero arranca la Rolex 24. Esta competición señalará uno de los últimos esfuerzos de Lexus por cultivarse una imagen más deportiva, pudiendo competir así contra las marcas de lujo alemanas establecidas desde hace ya años en el showroom. Para los fabricantes, estos acontecimientos significan mucho, y se juegan más que una mera posición en una carrera.