Cinco jóvenes salen casi ilesos de un Tesla

Aunque algunas personas piensan que los autos eléctricos no son seguros, un Tesla Model S en Alemania está demostrando lo contrario.

Una joven conductora de 18 años había tomado prestado el Tesla Model S de su padre y salió de vuelta con cuatro amigos. Al tomar una curva demasiado rápido, la joven perdió control del auto y el Model S se salió de la carretera y voló durante aproximadamente 25 metros antes de caer en un campo de cultivo cercano a la carretera.

Relacionado: Este podría ser el Model S 2017 de Tesla

Como pueden ver en la imagen escalofriante, el auto quedó totalmente destrozado. Pero a pesar de la brutalidad del accidente, ninguno de los cinco pasajeros sufrieron heridas graves que pusieron en peligro a su vida. Aunque tres de los jóvenes tuvieron que ser evacuados por helicóptero, los cinco pasajeros salieron del auto por su propio pie y fueron trasladados al hospital con heridas de diferente gravedad.

La novedosa disposición del conjunto mecánico y de las baterías del Model S — bajo el piso del habitáculo — permite que el frente del auto sea capaz de absorber la gran mayoría de la fuerza de un choque. El hecho de no contar con un motor térmico situado en la parte frontal también permite evitar que cualquier tipo de daño alcance a los pasajeros dentro del auto.

En 2013, el Tesla Model S — que también batió récords de autonomía eléctrica — obtuvo la máxima puntuación de cinco estrellas en los tests realizados por la Administración Nacional de Seguridad en Autopistas (NHTSA) de Estados Unidos. Según la NHTSA, solo el 1% de todos los vehículos probados por el gobierno logran cinco estrellas en todos los ámbitos.

La NHTSA evalúa tres aspectos: la seguridad frontal y trasera, la lateral y por último realiza un test de estabilidad. El vehículo creado por el CEO de Tesla Elon Musk alcanzó la máxima calificación individual en cada una de las pruebas y logró el récord histórico desde que la NHTSA tiene registros.

Al darse cuenta del accidente, Musk escribió en su cuenta de Twitter, “gracias a Dios que todos están bien.”