Jeep presenta el Grand Cherokee SRT 2017

El Jeep Grand Cherokee SRT es el modelo más deportivo de la gama Grand Cherokee.

Aunque existe una gran cantidad de autos que ofrecen más potencia que el SRT, pocos ofrecen el lujo, calidad y sofisticación de la nueva generación del Grand Cherokee SRT.

Relacionado: Jeep Compass 2018 se presentará en Los Ángeles

El auto cuenta con un motor V8 Hemi de 6.4 litros con 470 hp acoplado a una transmisión automática de ocho velocidades. Es capaz de llegar de 0 a 100 km/h en menos de 5 segundos. Además, puede llegar de 0 a 160km/h en 16.3 segundos, con una velocidad máxima de 257 km/h.

El SUV estrella de Jeep es capaz de rodar con gran eficiencia tanto en el asfalto como fuera de él. El auto despacha asfalto más como una máquina de guerra que un vehículo de familia.

Esa doble personalidad permite que el Grand Cherokee SRT brille ante sus rivales. Vehículos como el Range Rover Sport ofrecen más lujo, pero pueden sentirse demasiado pasado al conducirlos. A diferencia, el Jeep se siente bien plantado incluso a alta velocidad.

Los rivales más grandes del Cherokee SRT 2017 son el Porsche Cayenne, el BMW x6m, el Range Rover Sport Supercharged y el Mercedes-AMG GLE63. Sin embargo, ninguno de estos modelos cuesta dentro de los $30,000 dólares que el Jeep. De hecho, algunos cuestan casi el doble del precio del Grand Cherokee SRT.

Jeep no piensa vender grandes cantidades de su Grand Cherokee SRT, ya que la plataforma sigue en desarrollo. El rumoreado Grand Cherokee SRT Hellcat (o Trackhawk) aspira a convertirse en el SUV más rápido del mundo y es probable que lo veremos en el North American Auto Show el próximo verano. La firmas asegura que el Hellcat podrá pasar de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos. O sea que habrán algunos que preferirán esperar por el Hellcat.

Sin embargo, el Jeep Grand Cherokee SRT 2017 no se queda atrás en cuanto a rendimiento. Vehículos como el Porsche Cayenne Turbo S lo superan sin duda, pero a más del doble del costo.

El 2017 Grand Cherokee SRT cuenta con sistema Launch Control y cuatro modos de manejo: Sport, Tras, Snow y Tow. No cuenta con la última versión del sistema Uconnect del FCA — este sistema se estrenará en el 2017 Dodge Challenger y el Charger este otoño.

La falta de compatibilidad con Apple CarPlay y Android Auto es tal vez la desventaja más grande del auto.

Para aquellos que no desean esperar por el Hellcat, este modelo ofrece una tonelada de rendimiento a un precio muy asequible.