Jeep exhibe en Nueva York su Grand Cherokee Trackhawk con motor Hellcat

Jeep ha tomado prestado el alabado motor Hellcat de la compañía hermana Dodge, y lo ha metido bajo el capó del Grand Cherokee. Llamado Trackhawk, este off-roader sobrealimentado está siendo una de las estrellas indiscutibles del Salón de Nueva York.

Lo cierto es que meter un V8 de 6.2 litros sobrealimentado en la bahía del motor del Grand Cherokee fue más fácil decirlo que hacerlo. Informes anteriores sugirieron que Jeep necesitaba tanto la tracción a las cuatro ruedas en favor de la tracción trasera, o se conforman con el uso de una versión “descafeinada” del motor Hellcat. Al final, los ingenieros hicieron lo suyo y el resultado es fenomenal.

El Hellcat V8 genera 707 caballos de fuerza y ​​645 libras-pie de torque, haciendo girar las cuatro ruedas a través de una transmisión automática de ocho velocidades controlada por paletas de cambio. La caja de cambios y la mayoría de los componentes de la transmisión se reforzaron para poder controlar la potencia extra, razón por la cual el Trackhawk está ahora equipado con unos enormes frenos delanteros, jamás nunca antes puestos en un Jeep.

En el segmento de los Todoterreno, los números de rendimiento de este Trackhawk de 5,300 libras son insuperables. Pasa de 0 a 60 mph en 3.5 segundos, alcanzando el cuarto de milla en apenas 11.6 segundos. Si le sueltas las riendas, alcanza una velocidad máxima de 180 mph. En Jeep están orgullosos de que el más nuevo Grand Cherokee sea el off-road más rápido del mundo. Además, el Hellcat V8 ayuda al Grand Cherokee a remolcar hasta 7,200 libras.

El Trackhawk viene con cinco modos de conducción: Auto, Sport, Track, Tow y Snow, respectivamente. La distribución del par de torsión varía del 40%-frente/60%-trasero en Auto a 30/70 en Track. Los modos de conducción también cambian otros parámetros, como el peso de la dirección, los tiempos de cambio de la transmisión y la firmeza de la suspensión.

Fabricado en Detroit, el Jeep Grand Cherokee Trackhawk llegará a salas de exhibición a nivel nacional a finales de año. Su precio se dará a conocer más adelante.

Antes de terminar, otro asunto que tiene que ver con la velocidad del Trackhawk y los números de Tesla. Críticos automotrices señalaron rápidamente que el Model X de Tesla sigue manteniendo la corona en velocidad, ya que su sprint de cero a 60 mph en de 2.9 segundos, más de medio segundo más rápido que el Trackhawk. Pero en Jeep no están para nada de acuerdo.

¿Por qué? Pues porque para los de Jeep, el Model X y el Grand Cherokee no son rivales directos, y esto porque el de siete plazas de Tesla es un crossover, y no un todoterreno. Asunto de definiciones, como se ve, y que sigue generando discusiones.