Jaguar pasea su concepto I-Pace por las calles de Londres

La mayoría de los vehículos-concepto apenas pueden moverse por los stands de las ferias de automóviles, y mucho menos ser conducidos en el mundo real como esos modelos de producción que —se supone— llegarán a ser algún día. Pero claro: el Jaguar I-Pace no es como la mayoría de los vehículos-concepto.

Jaguar recientemente tomó su proyecto de SUV eléctrico para darse una vuelta por los alrededores de Londres. Este I-Pace de color rojo cruzó el Parque Olímpico de la capital británica, y sirvió para conocer los cambios importantes que se avecinan en los productos Jaguar. El I-Pace entrará en producción en 2018 como el primer automóvil eléctrico del fabricante británico, siendo además segundo SUV que fabricara en serie.

Relacionado: Jaguar actualiza su línea XE en sus modelos 2018

El I-Pace debutó en el Auto Show de Los Ángeles de 2016, y su tren de propulsión eléctrico no fue lo único llamativo. El I-Pace no se parece a un SUV convencional: su compartimento de pasajeros se ubica prácticamente en el centro del vehículo, el cual además cuenta con salientes delanteros y traseros cortos, así también como su cofre. De alguna manera, el I-Pace hace lo posible por no parecer una minivan.

Debe ser mucho más agradable conducir que una minivan, además. Los motores eléctricos delanteros y traseros proporcionan tracción a las cuatro ruedas, y suman un total de 400 caballos de fuerza y ​​516 libras-pie de torque. Jaguar asegura que el I-Pace pasará de 0 a 60 mph en unos 4.0 segundos, lo que lo hará más rápido que cualquier versión de un Model X de Tesla.

Jaguar afirma que el paquete de baterías de iones de litio de 90kWh del I-Pace proporciona 220 millas de autonomía por carga, aunque es probable que esto no fuese puesto a prueba durante su breve excursión por Londres. El I-Pace está equipado para recibir una carga rápida DC, lo que le permitirá un 80 por ciento de recarga en 90 minutos.

Si todo esto te suena atractivo, entonces estarás feliz de saber que el I-Pace se pondrá a la venta en la segunda mitad de 2018. Jaguar planea mostrar la versión final —lista para su producción— a finales de este año. El I-Pace es parte de una creciente “avalancha” de SUVs eléctricos de lujo, que incluye también modelos de Audi y Mercedes-Benz, así como el Faraday Future FF91, y otro nuevo modelo de Nio del que te hablamos hace un par de días.