La división italiana de diseño de VW lanzará exclusivo automóvil

La casa de diseño Italdesign está realizando un espectacular regreso a la fabricación de autos de bajo volumen con una nueva subdivisión llamada Automobili Speciali. La compañía —propiedad de Volkswagen— irá al Salón del Automóvil de Ginebra el próximo mes para presentar un espectacular coupé que es tan rápido como exclusivo.

El nombre del modelo aún no ha sido revelado. Italdesign ha dicho a Digital Trends (Inglés) que sabremos cómo se llama tan pronto como el Auto Show de Ginebra abra sus puertas. Independientemente de su nombre, el coupé destaca a la vista por su diseño agresivo y altamente aerodinámico, caracterizado por unos bordes afilados, así como numerosos alerones y tomas de aire. Desde algunos ángulos, hasta parece un Lamborghini.

Relacionado: ¿Puede un superdeportivo japonés hacer que un Ferrari se ponga verde de envidia?

En términos de tamaño, el coupé de Italdesign se sitúa justamente entre el Lamborghini Huracan y el Aventador S. Está montado en una plataforma hecha de fibra de carbono y aluminio, y su carrocería es todo fibra de carbono, esto con el evidente fin de mantener el peso bajo control.

El modelo trae un motor V10 de 5.2 litros de aspiración natural, el cual envía al coupé de cero a 60 mph en 3.2 segundos, alcanzando una velocidad máxima superior a las 200 mph. Los detalles adicionales, como la cantidad de energía que genera el motor y el tipo de transmisión, aún no se sabe.

Italdesign tampoco ha revelado de dónde procede el motor. Sin embargo, lo más probable es sea una evolución del motor que mueve el Audi R8, o incluso el utilizado por el Huracan. De hecho, estos dos 10 cilindros están estrechamente relacionados entre sí. Cuando se preguntó si el V10 está fabricado por una de las compañías “hermanas” de Italdesign, un portavoz de la marca dijo que aquello no podían confirmarlo ni negarlo “oficialmente”.

Si te gusta lo que ves, quizá estés de suerte, ya que Italdesign construirá cinco ejemplares en su fábrica de las afueras de Turín, Italia, antes de fin de año. El coupé es completamente legal para ir por las calles europeas, y el fabricante ha asegurado que están trabajando en conseguir la certificación de legalidad también para los EE.UU.

El precio… claro, eso es otra cosa. Comienza en los 1.5 millones de euros, unos 1.6 millones de dólares al cambio actual. Esto antes de que se tengan en cuenta los impuestos y las opciones de equipamiento. Como ocurre a menudo con los vehículos de gama alta, los compradores podrán supervisar el proceso de producción, personalizando casi todos los componentes para así tener un automóvil único en su clase.