Volkswagen trae de regreso el espíritu hippie al siglo XXI

Volkswagen viene al Auto Show de Detroit para presentar un nuevo concepto llamado I.D. Buzz. Con un sistema de tracción totalmente eléctrico, este estudio de diseño prevé con precisión lo que podría ser el mini-autobús más popular del siglo XXI.

La identificación como “I.D. Buzz” sugiere que el concepto es la continuidad del original I.D. que apareció hace unos meses durante el Salón del Automóvil de París. Con 194 pulgadas de largo, toma la forma de una furgoneta grande y cuadrada, diseño claramente inspirado en el original Bus de motor trasero lanzado en 1950.

Relacionado: El Concept I de Toyota incorpora la Inteligencia Artificial a la canducción

La idea de este Bus moderno no es nueva. El concepto Microbus presentado en el Salón de Ginebra de 2001, así como el Budd-e mostrado el año pasado en el Consumer Electronics Show (CES), prefiguraron lo que podría ser el Bus del siglo XXI. Sin embargo, el nuevo I.D. tiene un diseño heredado de lejos, adoptando señas tales como la línea cromada que la rodea y que termina en una V en la fascia delantera, unas ventanas altas integradas en las puertas delanteras, y unas aberturas de aire cortadas en los pilares traseros del tejado . Los diseñadores sólo se abstuvieron de poner un parabrisas dividido en dos y unos faros redondos.

Pero claro: este tratamiento retro es sólo exterior. El I.D. Buzz se monta en una versión más larga de la plataforma modular MEB, y es movido por un par de motores eléctricos que le dan 369 caballos de fuerza a las cuatro ruedas. Una gran batería de 111 kWh —directamente integrada en el chasis— tiene como objetivo hacer que la ansiedad por poder llegar lejos sea una cosa del pasado, ofreciendo hasta 270 millas de alcance. Una carga al 80 por ciento estará disponible en sólo media hora cuando se utilice un cargador rápido.

Eventualmente, este I.D. Buzz pasará de 0 a 60 mph en cinco segundos, con una velocidad máxima limitada electrónicamente a 99 mph. La compañía con sede en Wolfsburg explica que a partir de este concepto será relativamente sencillo crear una versión más básica, impulsada en este caso por una batería más pequeña de 83 kWh y un motor de 268 caballos de fuerza.

Todo I.D Concept es diseñado con la conducción autónoma en mente. El volante se retrae en el tablero con el simple empuje del logotipo de VW, y el conductor se convierte en otro pasajero más, con la conducción delegada a escáneres láser, sensores de ultrasonido, radares y cámaras. Esta función de auto-conducción también hace que la iluminación ambiental sea cálida y relajada, alentando a los usuarios a sentarse tranquilamente y a disfrutar del viaje.

Relacionado: El concepto QX50 es un compendio del futuro de Infiniti

La cabina ofrece espacio para hasta ocho pasajeros, repartidos en tres filas de asientos. Raíles integrados en un suelo de madera, así como una inteligente consola central multiuso permiten a los usuarios configurar el interior de diferentes maneras. Por ejemplo, el I.D. Buzz puede llevar a ocho adultos, cuatro con la consola configurada como una mesa, o sólo dos, pero con más de 260 pies cúbicos de carga. Los asientos delanteros pivotan 180 grados cuando el piloto automático del I.D. está en funcionamiento, creando así una atmósfera espaciosa, similar a una sala de estar.

Por supuesto, el Volkswagen I.D. Buzz es sólo un concepto. Sin embargo, informes anteriores afirman que un Bus moderno inspirado por éste podría unirse a la alineación de la compañía en 2021, aproximadamente un año después de que la versión de producción del I.D. Concept original esté ya en las salas de exposición.

Actualizado el 24/01/2017 por Daniel Matusl. Se le agrega vídeo y fotos