BMW adelanta cómo será el interior de los autos cuando no sea necesario conducirlos

La conectividad en el carro y la tecnología autónoma son los puntos fundamentales para BMW en el Consumer Electronics Show (CES) de este año. La compañía con sede en Munich viajó a Las Vegas para presentar un prototipo autodidacta basado en el nuevo Serie 5 con varias características tecnológicas innovadoras, augurando lo que podría ser el interior de los vehículos del mañana.

No se debe prestar demasiada atención a las líneas del concepto i Inside Future: lo que hay dentro es lo que realmente cuenta. El estudio de diseño explora cómo evolucionarán los interiores de los automóviles una vez que la tecnología autónoma se haya afianzado, y no haya por ello necesidad de que el conductor esté pendiente del camino en todo momento.

Relacionado: BMW presentará en Detroit al más rápido de la Serie 5

Hay cuatro asientos delgados y un tablero con mandos ultra-minimalistas, con un pequeño volante retráctil y una pantalla ancha que se extiende prácticamente por todo el salpicadero. Una segunda pantalla incorporada en la consola central sustituye al controlador iDrive (que se encuentra en los BMWs modernos) con una tecnología de control gestual llamada HoloActive Touch, lo cual viene a significar que los pasajeros podrán navegar por el sistema de información y entretenimiento sin necesidad de tocar la pantalla.

BMW predice que los servicios digitales serán cada vez más populares en los próximos años. Se ha asociado con Microsoft para desarrollar una aplicación de Cortana en el carro, lo cual significa que la tecnología controlada por voz —ya disponible en un ordenador portátil— funcionará en el sistema de infotainment. En un BMW, Cortana podrá realizar una infinidad de tareas, como recordar al conductor sobre una reunión, o hacer reservas para la cena.

Un servicio denominado En-Route Delivery ha sido creado a través de una asociación con Amazon. Los automovilistas pueden comprar online mientras viajan, recibiendo los paquetes en su próximo destino. La compañía también está experimentando con una función que estudia la ruta ingresada en el sistema de navegación y que le comunica al conductor por cuánto tiempo podrá que ver vídeos en Amazon Prime.

Por último, los espectadores tienen la oportunidad de dar una vuelta a través Las Vegas en un Serie 5 experimental (en las fotos de arriba). Este sedán opera a lo largo de una ruta preprogramada, y se conduce en buena parte sin ninguna ayuda humana, pudiendo los conductores quitar las manos del volante durante largos períodos de tiempo. BMW señala que la mayoría de la tecnología puesta en el prototipo ya se encuentra en modelos de producción regular, siendo ya muy similar a lo que es un Serie 5 estándar de hoy en día.