El Hyundai Ionic ahora también se manejará por sí sólo

La línea Hyundai Ioniq cuenta con híbridos, enchufables y eléctricos totales, y ahora Hyundai ha agregado un nuevo “sabor” a su escaparate: la conducción autónoma.

Debutando en el Salón del Automóvil de Los Ángeles 2016, el Hyundai Ioniq autónomo es sólo un prototipo, pero también una clara muestra de lo interesado que está Hyundai en el desarrollo de los vehículos autónomos. Kia, la marca hermana del fabricante coreano, ya ha anunciado planes para desarrollar un automóvil completamente autónomo para el 2030, y esta tecnología podría ser compartida con Hyundai.

Relacionado: El concepto RN30 de Hyundai viene con 375 caballos… y alguna que otra cosa más

Los ingenieros de Hyundai lograron ocultar las unidades Lidar detrás del parachoques delantero, por lo que este Ioniq autónomo se parece a cualquier otro vehículo. Las unidades Lidar son parte de la “trinidad sagrada” de los sensores, junto con los radares y cámaras con los que la mayoría de los vehículos con auto-conducción “ven” el mundo circundante. Las unidades Lidar son similares a los radares, pero usan luz en lugar de ondas de radio. Además, suelen ir montadas en los techos de los carros, y no en los parachoques, como el caso del Ioniq.

Además de intentar mejorar el estilo de conducción, Hyundai también ha intentado hacer los sistemas de control menos complicados. Para ello, se basó sistemas ya disponibles en vehículos de producción, como el control de crucero adaptativo, el frenado de emergencia autónomo y la asistencia de mantenimiento del carril. Hyundai también desarrolló su propio sistema operativo, del cual afirman que utiliza menos “poder de cálculo” que otros sistemas, lo que viene a significar que es más rápido.

hyundai-motor-company-introduces-new-autonomous-ioniq-concept-at-automobility-los-angeles-11-970x647-chyundai-motor-company-introduces-new-autonomous-ioniq-concept-at-automobility-los-angeles-14-970x647-c

Junto con las unidades Lidar escondidas en el parachoques delantero, la serie de sensores del Ioniq autónomo incluye tres cámaras, una unidad de radar de largo alcance, y un radar de menor alcance para detectar vehículos y peatones en los puntos ciegos del vehículo. Una antena GPS permite determinar en todo momento su ubicación, y unos mapas de alta definición muestran todo, desde el lugar al cual te diriges a la curvatura de la carretera y el ancho de los carriles.

Hyundai pondrá dos Ioniqs autónomos para demostraciones en las calles de Las Vegas durante el próximo CES 2017 de enero, ya que se les ha concedido una licencia por el DMV de Nevada para probar este carro en las vías públicas. La compañía asegura que además está probando tres Ioniqs y dos Tucson Fuel Cell autónomos en su centro de investigación y desarrollo de Namyang, Corea del Sur.